Lugo despide a Cacharro Pardo, que será enterrado esta tarde

La capilla ardiente está instalada desde ayer en la Diputación Provincial

Llegada de los restos mortales al Pazo de San Marcos.
Llegada de los restos mortales al Pazo de San Marcos.

lugo / la voz

Lugo empezó a decir adiós a Francisco Cacharro Pardo ayer por la tarde. La capilla ardiente del político lucense se instaló en el salón de sesiones de la Diputación Provincial, que él presidió entre 1983 y el 2007, abriéndose a las seis de la tarde. Esta mañana, a las diez, se reabre de nuevo, y se cierra a las tres de la tarde.

Una hora más tarde, en la iglesia de San Antonio de Padua, se celebra el funeral, y luego tiene lugar el entierro. La capilla ardiente ya fue visitada ayer por numerosas personas desde el momento en que quedó abierta al público.

La familia del ex presidente de la Diputación -su viuda y sus hijos, así como otros parientes- permanecieron ayer en la capilla ardiente en la que también estuvieron políticos lucenses. El presidente de la Diputación, José Ramón Gómez Besteiro, la vicepresidenta Lara Méndez y el alcalde de Lugo, José López Orozco, se quedaron durante largo rato en la sala donde se velaban los restos del político.

También se vio en la sede de la Diputación a caras conocidas de la sociedad lucense, que en algunos casos ocuparon cargos de responsabilidad en la misma etapa en la que Cacharro Pardo estaba al frente de la Diputación. Así, por la capilla ardiente pasaron José Antonio Labrada Losada, ex subdelegado del Gobierno en Lugo, o José Pena Rábade, ex alcalde del municipio de Begonte. También acudieron a expresar sus condolencias ayer por la tarde el periodista Juan Soto o la expresidenta de Aspnais, Concepción Teijeiro.

El PP pedirá un gesto

Mientras la familia recibía las condolencias y se sucedían las declaraciones que mostraban pesar por el fallecimiento de Cacharro, algunas formaciones anunciaban su intención de proponer medidas de reconocimiento póstumo y otras cuestionaban parte del procedimiento seguido. Por un lado, el PP propondrá que el Concello de Lugo, del que Cacharro Pardo fue concejal durante varios mandatos, otorgue algún homenaje al fallecido político, sea el nombramiento de Hijo Adoptivo a título póstumo o la medalla de oro de la ciudad. Ayer no estaba clara qué distinción se solicitaría, aunque sí se había decidido que la petición se formalizase a lo largo de la jornada de hoy.

El BNG, por su parte, también mostró su pesar por la muerte de Francisco Cacharro, en una línea en la que también se pronunciaron el PP y el PSOE, pero criticó que se instalase la capilla ardiente en la Diputación. Mientras el presidente de la Diputación anunció tres días de luto oficial y dispuso que las banderas ondeasen a media asta, los nacionalistas afirmaron que mantendrían en sus áreas de gobierno la actividad prevista. Para Mario Outeiro, portavoz del BNG en San Marcos, «non é momento» de valoraciones políticas sobre la trayectoria de Cacharro.

Un firme apoyo

Cuando pase algo de tiempo y se establezca una distancia que enfríe un poco emociones y pasiones, llegará el momento de establecer un juicio y de realizar un balance sobre la larga etapa de Francisco Cacharro Pardo al frente de la Diputación lucense. Sin embargo, del político que suscitaba pasiones encontradas en partidarios y adversarios puede decirse que prestó un apoyo decisivo para que el campus de Lugo se consolidase como una realidad y esa labor fue reconocida por los responsables de la USC. Que Lugo tenga un campus orientado en buena parte al sector agropecuario no debe de suponer una sorpresa teniendo en cuenta el peso de esa actividad en la vida socioeconómica de la provincia; pero no se debe olvidar que la apuesta de la Diputación lucense fue en este asunto firme y clara ya desde el primer momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Lugo despide a Cacharro Pardo, que será enterrado esta tarde