Futbolista a toda costa

luis conde LUGO / LA VOZ

BECERREÁ

Aleixo koch

Guayén Borrás, jugador del Becerreá, necesita cuatro horas para desplazarse a entrenar

19 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Guayén Borrás Fernández es un joven futbolista de 16 años al que no le importó sacrificarse para disfrutar de su pasión: el fútbol. Y el mérito de esta joven promesa está en el tiempo que ha invertido en las dos últimas temporadas para ir a entrenar y a disputar los partidos de liga. Son cuatro horas entre ida y vuelta las que invierte para desplazarse entre la localidad en la que vive, Vilar de Esnes (Negueira de Muñiz), que limita con Asturias, y Becerreá, que es donde juega.

Pero a estas horas hay que añadirle otras cuatro los fines de semana para jugar. Unos 360 kilómetros de desplazamiento a la semana por las comarcas montañosas de la provincia de Lugo. Y para él, todo este sacrificio merece mucho la pena. «Yo lo que quise siempre desde pequeño fue jugar al fútbol, y gracias al Becerreá ahora y antes al Fonsagrada lo he conseguido. Tendría que entrenar dos días a la semana, pero dadas las circunstancias el míster me permite que lo haga uno solo», comenta Guayén.

Hasta que cumplió los 14 años, este joven que nació en Teruel jugaba al fútbol sala en el colegio Aurelio Menéndez, ubicado en el municipio asturiano de San Antolín de Ibias. Cuando pasó a estudiar al municipio de A Fonsagrada fue cuando entró en contacto con el fútbol, pero como el equipo de este municipio no tenía categoría cadete fichó por el Becerreá. «O presidente do Fonsagrada falou con nós e díxonos que non daban feito equipo cadete, e que tiña cinco xogadores desta idade, entre eles Guayén. Nós incorporámolos, e o Fonsagrada pagáballes un autobús para vir ata aquí adestrar e xogar. Ao ano seguinte só quedou Guayén, que xa viña cos seus pais», comenta el presidente del Becerreá, José Antonio Guerra, que recuerda que su club se nutre de futbolistas de doce municipios de la provincia.