Denuncian ante el Parlamento el reparto de mascarillas en un colegio de Becerreá con el logo de un partido

BECERREÁ

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, junto all diputado Luís Álvarez
PACO RODRÍGUEZ

El material higienizante se iba a distribuir como regalo en la cabalgata de Reyes que fue suspendida debido al covid

11 feb 2021 . Actualizado a las 18:19 h.

Una actuación «grave e deplorable». Así calificó el diputado socialista Luís Álvarez lo ocurrido en el centro educativo CEIP San Xoán de Becerreá, donde asegura que fueron distribuidos decenas de envases que contenían mascarillas, geles higienizantes y toallitas que mostraban de una manera bien visible el logotipo de un partido político. El asunto fue denunciado ante la comisión de Educación e Cultura del Parlamento, donde el representante de la Xunta coincidió en tildar de «reprochable» este episodio, contra el que actuaron los servicios de inspección educativa.

La formación política señalada en la denuncia parlamentaria es Galicia Sempre, el partido registrado por el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, tras ser expulsado del PSOE. De acuerdo con la información aportada a la Cámara, esta organización es la que está detrás del reparto de kits con material de prevención frente al coronavirus que se llevó a cabo en el colegio el pasado 8 de enero. Luís Álvarez apeló a la necesidad de ser «especialmente escrupulosos» no solo con la instrumentalización política de los centros públicos, sino también con el material sanitario que se distribuye a la población, pues puso de relieve que, en este caso concreto, las mascarillas «non cumpren a normativa sanitaria».

El secretario xeral técnico de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, Manuel Vila, convino que un centro educativo «non poder ser instrumentalizable en ningún caso» por una acción de estas características, del mismo modo, añadió, que no debería ser utilizado por un determinado partido, en alusión al PSOE, para saldar «algún tipo de conta pendente» con antiguos compañeros de militancia. Con todo, explicó que la directora del colegio asumió plenamente las responsabilidades de lo ocurrido, lo que motivó un apercibimiento por parte de los servicios de inspección.

«Vostede ía moi ben ata que falou das contas pendentes», objetó a su vez el socialista Luís Álvarez, que quiso desligar su denuncia de cualquier ajuste de cuentas a nivel político. Calificó de «febles» las explicaciones aportadas por Educación, de que el material con el logo del partido estaba previsto que fuera repartido en la cabalgata de Reyes, y que como fue suspendida debido al covid, se trasladó el reparto al propio centro escolar. Ambas cosas, para el PSOE, serían igualmente reprobables, pues no se trataba de un reparto de material de una institución pública, sino de un partido, por lo que Álvarez considera que el «apercibimiento» se queda escaso, pues es la medida disciplinaria «máis baixa» que se puede tomar.

El enfrentamiento entre el PSOE lucense y Manuel Martínez se remonta al año 2015, cuando el partido evitó promover al alcalde becerrense como presidente de la Diputación de Lugo debido a la falta de apoyo del BNG, que lo vetó por su imputación judicial de la que salió indemne. En su lugar fue promovido el alcalde de A Pontevedra, Darío Campos, contra el cual el propio Martínez llegó a promover una moción de censura que le dio provisionalmente el gobierno provincial al PP.  Una vez que el alcalde de Becerreá fue expulsado definitivamente del PSOE, fundó la formación Galicia Sempre para concurrir a las municipales del 2019. Las ganó por mayoría absoluta.

Manuel Martínez, alcalde independiente de Becerreá. Al lado, el reverso de uno de los naipes.

Archivado el caso por gastar 7.000 euros en barajas de naipes para las municipales en Becerreá

miguel cabana

En casi todos los bares y casas particulares del concello lucense de Becerreá se juega a las cartas con unos naipes de Fournier rotulados con propaganda de un partido político, Becerreá Sempre. Todos estos juegos de cartas -toca aproximadamente uno por vivienda habitada- los encargó al alcalde, Manuel Martínez, en abril del 2019, para la campaña electoral de las municipales. Sin embargo, las cartas estuvieron depositadas en el concello y sin repartir durante un año y medio debido a una investigación judicial. El caso parece definitivamente archivado porque acaba de cumplirse un año de un auto provisional de sobreseimiento sin que nadie presentase recurso ni petición de reapertura.

Seguir leyendo