Patrimonio y Seprona actúan de urgencia en la mámoa con estiércol

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

BECERREÁ

Patrimonio dos Ancares

El dueño de la finca tuvo que retirar los excrementos en el yacimiento de Becerreá

20 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La denuncia del Colectivo Patrimonio dos Ancares de que una mámoa de la necrópolis megalítica de O Chao do Marco, en la parroquia de Fontarón (Becerreá) había sido usada como almacén de estiércol de una granja de pollos ha surgido su efecto inmediato, casi sin que se llegase a presentar la correspondiente denuncia.

Y es que tanto Patrimonio de la Xunta como el Seprona actuaron de inmediato ante lo que suponía un atentado contra la mámoa más grande del concello de Becerreá, de casi 30 metros de diámetro, y la primera que fue catalogada en el municipio en los años noventa. El servicio de prevención de la naturaleza de la Guardia Civil levantó acta de lo sucedido y Patrimonio buscó una solución urgente, que pasó por instar al propietario de la finca a retirar el estiércol almacenado para labores agrícolas en otras fincas.

El dueño tuvo que retirar el estiércol de forma manual, con rastrillos, ya que al ser un bien catalogado no se puede utilizar maquinaria. Incluso las huellas que había dejado la descarga de dos camiones fueron eliminadas. El yacimiento, que se encuentra a pie de la carretera provincial LU-708, que comunica O Cereixal y Louxas, fue señalizado hace años por el colectivo patrimonial, pero al poco tiempo se retiró la señal.