Os enxeñeiros de Galicia lembran a Ana María Prieto, pioneira da informática en España

Falecida o pasado ano en Becerreá, recibirá este mércores unha homenaxe en Santiago


O Colexio Profesional de Enxeñaría en Informática de Galicia (CPEIG) recoñece a transcendencia para a profesión do labor da primeira programadora galega, Ana María Prieto López, que faleceu en xuño de 2018 en Becerreá aos 76 anos de idade. Con motivo do Día Internacional da Muller, o CPEIG celebra hoxe en Santiago un acto conmemorativo na Escola Técnica Superior de Enxeñaría da USC.

En nome da homenaxeada asistirán ao evento o seu viúvo Antonio García López e a súa filla Clara Iria García Prieto que recibirán das mans do presidente do CPEIG, Fernando Suárez, a primeira figura institucional do Colexio profesional. Participarán tamén no acto o director da ETSE, Antonio Mosquera; o ex director do Centro de Supercomputación de Galicia (CESGA) e vogal do CPEIG, Javier García Tobío; e o xornalista e autor do libro «A historia da informática de Galicia. Unha cronoloxía», Henrique Neira. Ana María Prieto López (Santiago, 1942- Becerreá, 2018), foi a primeira programadora galega da que se tivo constancia.

«Fui la primera mujer programadora»

Suso Varela
;
«Fui la primera programadora de Galicia» Ana María Prieto, vecina de Becerreá, entró a trabajar en 1963 en Bull General Electric y diez años después abandonó la profesión «para tener una familia»

Ana María Prieto, vecina de Becerreá, entró a trabajar en 1963 en Bull General Electric y diez años después abandonó la profesión «para tener una familia»

«Me llamo Ana María Prieto López y soy pionera en Galicia en programación informática». Así comienza la historia de una mujer hecha a sí misma y que hasta el momento, salvo su familia y amigos, nadie conocía. «Tengo el carácter del programador, con una vida interior muy grande, callada y solitaria», explica con pudor cuando nos acercamos a su piso en Becerreá para que nos hable de sus inicios en la computación y, sobre todo, para saber qué hacía una gallega en 1963 en la sede de Bull General Electric en Madrid, dentro de un mundo laboral de hombres. «Era una intrusa. En empresas como Barreiros me decían: 'porque trabajas en esto, tú tenías que ser secretaria de un jefe'. Me daba mucha rabia, no les gustaba nada tenerme».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Os enxeñeiros de Galicia lembran a Ana María Prieto, pioneira da informática en España