Baralla, zona cero de las velutinas

En los últimos meses los GES de Becerreá retiraron medio centenar de nidos de asiáticas en concellos de la montaña


LUGO / LA VOZ

Se introdujeron en nuestra provincia por A Mariña lucense pero a día de hoy ya están revoloteando por todos los lugares y sitios de Lugo. La velutina es desde los últimos tiempos una vecina más de la montaña lucense y cada día llega a los concellos más altos de la zona, como Triacastela, donde precisamente en la tarde de ayer tuvo que acudir el GES de Becerreá para la retirada de un nido en el lugar de Santa María do Monte.

Pero en cuanto a la montaña, Baralla se lleva la palma en lo referente a la presencia de estos insectos y esto lo confirman las 29 intervenciones que realizaron los profesionales del Grupo de Emergencias Supramunicipales de Becerreá (GES) en los últimos meses. En este concello, las asiáticas llegaron incluso a asentarse en el panteón del cementerio de Ferreiras, circunstancia que le dio que hacer a estos trabajadores. El panteón estaba cerrado, tuvieron que hacerse con las llaves de la cancilla y la propietaria se encontraba en la residencia de mayores de la villa, lo que retrasó su retirada.

También, en una casa del centro del pueblo, la velutina anidó en tres ocasiones y en diferentes sitios del inmueble, lo que supuso un buen calvario para los habitantes de la vivienda.

En cuanto a los demás concellos, en Becerreá se retiraron nueve nidos; en As Nogais, Cervantes, Navia y Piedrafita, uno y en Triacastela, dos. En cuanto a Castroverde, concello en el que también operan los GES de Becerreá, los profesionales no actúan puesto que es el propio concello quien se encarga de su retirada.

Modus Operandi

Una vez que reciben la alerta de un particular, los operarios del 012 o 112 comunican al GES la presencia del nido de velutina. Dos profesionales, salen de base y con la idea de la altura del nido llevan una pértiga para sulfatar a distancia o una escalera de mano con el bote de insecticida. Actuar de noche es más productivo dado que las velutinas se encuentran en el interior del nido.

Los profesionales del GES insisten en la importancia de saber distinguir la avispa. «Moitas veces, os cidadáns confunden a avespa autóctona coa velutina e aplícanlle trampas. Isto é un terrible erro porque isto favorece a extensión da asiática, xa que a Cabro compite coa asiática», explican desde el GES de Becerreá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Baralla, zona cero de las velutinas