Denuncian plantaciones de árboles en mámoas de Becerreá y Baleira

Maquinaria forestal daña necrópolis megalíticas en concellos de Os Ancares

<span lang= es-es >Plantaciones y alteraciones.</span> Pinos en la mámoa de Cabeza do Río (a la izquierda), roderas de las máquinas forestales (arriba) y mámoa de Restelo dañada (abajo) y.
Plantaciones y alteraciones. Pinos en la mámoa de Cabeza do Río (a la izquierda), roderas de las máquinas forestales (arriba) y mámoa de Restelo dañada (abajo) y.

LUGO / LA VOZ

La plantación en montes y parcelas con yacimientos megalíticos y castrexos comienza a ser una tónica común en varios puntos de Galicia (este verano se dieron casos en Friol y Culleredo). Uno de los últimos ataques al patrimonio megalítico se produjo recientemente en los concellos de Becerreá y de Baleira. El Colectivo Patrimonio dos Ancares se puso ayer en contacto con los concellos antes citados para que señalicen mámoas catalogadas en ambos municipios y en las que se han plantado diferentes tipos de árboles.

En concreto, miembros del citado colectivo acudieron a la sierra de San Pedro, en la parroquia de Furco, en Becerreá, a unos 850 metros de altitud. En esta zona se encuentra la necrópolis megalítica de Cabeza do Río, con dos mámoas de 20 y 21 metros de diámetro. Las dos tienen un metro de altura, «pero os traballos forestais levados a cabo durante anos fixo que perderan gran parte da masa tumular», señala el historiador Xabier Moure. Este especialista denuncia que sobre la primera mámoa «hai un cráter de violación, onde hai anos plantaron varios piñeiros, na actualidade en fase de crecemento». Y con respecto al segundo túmulo megalítico, Moure explica que la situación es más grave: «Ademais de ter plantado piñeiros, sobre el está desde hai tempo maquinaria forestal, as rodeiras están a destruír literalmente os enterramentos». Otra mámoa, en Louseira, en la misma sierra de San Pedro, también tiene plantados pinos «e unha pista cortou parte do enterramento».

Daños importantes

El Colectivo Patrimonio dos Ancares también acudió a la necrópolis megalítica de O Restelo, situada a mil metros de altitud, entre Baleira, A Fonsagrada y Navia de Suarna. Este yacimiento está compuesto, explica Moure, por cinco mámoas, todas plantadas de pinos. La única necrópolis que conserva todos los restos de la anta megalítica está en Baleira. Tiene unos 40 metros de diámetro y en su interior acoge una cámara funeraria formada por siete «esteos», cuatro de ellos cortados. «Vense xunto á entrada da cámara e formarían parte dun pequeno corredor. Non se conserva a tampa cobertoira», explica Moure. Además de los pinos, sobre el enterramiento crecen arbustos y otras hierbas, «observándose escavacións furtivas».

El colectivo ancarino se puso en contacto con los concellos ya que considera que señalizando los yacimientos «é unha maneira de advertir aos posibles agresores de que non se pode actuar impunemente sobre o patrimonio arqueolóxico, e se están debidamente sinalizados non se pode aducir descoñecemento».

El Colectivo Patrimonio dos Ancares decidió que «ante a falla sistemática de sinalización en toda a comarca, acordamos escomenzar ese labor». Los primeros yacimientos que van a señalizar son los petroglifos de A Campa do Barreiro, en Cervantes, y dos mámoas de Os Lagorzos, en Becerreá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Denuncian plantaciones de árboles en mámoas de Becerreá y Baleira