Becerreá ya espera a Teresa Romero, que ha recibido el alta hospitalaria

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

BECERREÁ

La casa de Jesusa Ramos es objetivo de los periodistas que siguen el caso de Teresa Romero.
La casa de Jesusa Ramos es objetivo de los periodistas que siguen el caso de Teresa Romero. óscar cela

Jesusa Ramos, la madre de Teresa, habla todos los días con ella

05 nov 2014 . Actualizado a las 14:49 h.

Jesusa Ramos, la madre de Teresa Romero, cuenta, desde su casa de Becerreá, las horas que le quedan a su hija, Teresa Romero, para abandonar el hospital Carlos III. Según sus allegados, la mujer recuperó la ilusión y está deseando poder abrazar a Tere, como llaman en familia a la auxiliar de enfermería que acaba de vencer al virus del ébola, después de tantos días de incertidumbre. Madre e hija ya hablaron en varias ocasiones en las últimas horas de esta posibilidad. Jesusa, ahora ya tranquila, prefiere que se recupere bien y que coja fuerzas antes de emprender el viaje a Galicia. Parece ser que comentó en su entorno que no le importaría esperar unos días para el reencuentro.

La normalidad retornó a la vida de la septuagenaria, que sigue recibiendo a diario la visita de la trabajadora social municipal.

En Becerreá también están expectantes ante la posible llegada de Teresa Romero para visitar a su madre, según expresó la segunda días pasados que era su máximo deseo. El Concello esperará a que la auxiliar de enfermería viaje a la localidad lucense para comunicarle su intención de nombrarla hija adoptiva. Si la respuesta de Romero es positiva, iniciarán los trámites para otorgarle la segunda distinción de este tipo que ha concedido el ayuntamiento.

Cabe recordar que los vecinos de Becerreá sufrieron momentos de angustia cuando trascendió que la primera contagiada en España de ébola era Teresa Romero, que había estado poco tiempo antes en la localidad. No se relajaron hasta que constataron que durante los días en los que se contagia la enfermedad permaneció en Madrid. El propio alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, protestó públicamente en reiteradas ocasiones por la falta de información oficial para tranquilizar al vecindario.

¿Rueda de prensa?

Teresa Romero tiene previsto abandonar hoy el hospital. El equipo médico que la atendió durante estas semanas convocó una rueda de prensa. Fuentes del despacho del abogado José María Garzón, contratado por la familia Limón-Romero para velar por sus intereses, y que ejerce como portavoz, desconocían anoche si la auxiliar de enfermería iba a participar en la que podría ser su primera comparecencia en público desde que contrajo la enfermedad.

Presencia discreta

Teresa Romero y Javier Limón pasaban inadvertidos en Becerreá hasta que trascendió el contagio de ébola. Ahora les va a resultar difícil. La pareja viajaba con frecuencia a esta localidad para visitar a Jesusa Ramos, pero no hacía vida social. Los conocían porque solían pasear por los alrededores, acompañados de su perro Excalibur, que rescataron de la calle y que fue sacrificado poco después de que ella ingresara en el Carlos III.