Un niño de Baralla necesitó 32 puntos de sutura en la cara tras ser atacado por un perro

El pequeño, de siete años, pasó nueve días hospitalizado por una infección

Foto de archivo del centro de Baralla
Foto de archivo del centro de Baralla

Baralla

Un niño de siete años necesitó 32 puntos de sutura en la cara tras sufrir el ataque de un perro en Baralla. Los hechos ocurrieron en el centro de la localidad y, según narró la madre del menor, el animal pertenece a un vecino y «conoce de sobra al niño porque siempre lo acaricia».

El suceso se produjo hace un mes. «Fuimos a pasear a nuestro perro y al llegar a casa mi hijo me preguntó si podía acariciar al de nuestro vecino. Le dije que sí y mientras yo abrí la puerta de entrada para dejar al nuestro. De repente oí los gritos y vi la sangre. Pensé que había perdido a mi hijo», cuenta la madre del menor. Un día antes de ir a sacar los puntos, la herida le empezó a supurar y la infección derivó en que estuviese nueve días ingresado en el hospital.

La asociación animalista Libera pide que no se criminalice a los perros tras este caso y apuntan a una negligencia particular como posible culpable de lo ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Un niño de Baralla necesitó 32 puntos de sutura en la cara tras ser atacado por un perro