Mucha cordialidad, pero pocos acuerdos

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

BALEIRA

PACO RODRÍGUEZ

Campos garantiza que un lucense no pagará más de 500 euros por una plaza de residencia

09 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La reunión entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el presidente de la Diputación, Darío Campos, duró casi tres horas pero solo hubo acuerdos simbólicos. En la cita, a la que acudieron el diputado de Relacións Institucionais, Álvaro Santos, y el vicepresidente Alfonso Rueda, se debatieron doce puntos que expusieron desde la Diputación.

1) residencias.

Diferencias de criterio. Campos presentó un modelo en el que ambas administraciones compartan algo más del 50% del coste de las plazas de residencias y centros de día. La Diputación pide un convenio porque considera que las plazas deben ser para los lucenses. La Xunta considera que la ley marca claramente que deben ser por concurso público y que se necesitan permisos, como el de prestador de servicios sociales. Campos apuntó que desde la Diputación seguirán aunque la Xunta no financie las plazas e incluso garantiza que ningún lucense pagará más de 500 euros. Eso sí, no se descarta que si en alguna residencia no se cubriesen todas las plazas públicas, se concierten las restantes. Desde la Xunta señalaron que abrirán en breve las residencias de Foz, Paradela y Baleira.

2) servicio atención hogar

Guerra de cifras. La Diputación financia el 100% de los SAF en concellos de menos de 20.000 habitantes y pide colaboración. Desde la Xunta señalan que desde el 2009 se incrementó en la provincia un 227% el número de beneficiados.