Cinco muertos por caídas de árboles en menos de un mes en Galicia

El último fallecido se encontraba realizando trabajos forestales en As Nogais

Un vecino de Vimianzo talando un árbol
Un vecino de Vimianzo talando un árbol

REDACCIÓN

Las muertes por caídas de árboles o ramas se suceden en Galicia. Esta mañana, un hombre de 62 años ha fallecido tras caerle un árbol encima mientras realizaba trabajos forestales en una finca de su propiedad, en el municipio de As Nogais, en Lugo. 

Fue un vecino quien pidió ayuda a través del 112 al percatarse de la falta de pulso de la víctima. Se desplazaron hasta el lugar una ambulancia asistencial y personal sanitario de Atención Primaria, que confirmaron el fallecimiento del hombre.

Cuatro fallecidos más en las mismas circunstancias

Este no es el único incidente de esta naturaleza acontecido en los últimos días en Galicia. Sin ir más lejos, este pasado miércoles un operario falleció en Brión al caerle encima la rama de un árbol cuando estaba trabajando en la extracción de madera en una finca situada en la carretera que une la localidad de Urdilde con Negreira.

El 18 de enero moría un hombre en Carballedo al caerle encima un roble de grandes dimensiones. El fallecido trabajaba en una tala en una carballeira de la parroquia lucense de Cartelos. Al lugar fueron enviados una ambulancia del 061 con base en Chantada, y el helicóptero de emergencias que se encuentra habitualmente en Ourense. El helicóptero llegó a aterrizar en las proximidades del lugar, pero la víctima, de 58 años, no llegó a ser evacuada tras comprobar que había fallecido.

En Vilasantar, en la Comarca de Betanzos, un varón de 56 años perdió la vida aplastado por un árbol que estaba talando, el pasado 14 de enero. El hombre, se encontraba trabajando a última hora de la tarde en la parroquia de Vilariño. Recibida la alerta, un equipo sanitario y personal del GES de Curtis, retiraron el árbol para intentar rescatar al hombre, pero cuando llegaron a él, solo pudieron certificar su fallecimiento.

En Cercedamoría un hombre el pasado 10 de enero, al caerle encima una rama de un árbol. El hombre de 61 años, trabajaba en labores de tala junto a su hijo en una propiedad privada. La rama que estaba cortando le provocó la muerte casi instantánea. Al lugar, acudieron rápidamente una patrulla de la Guardia Civil, la Policía Local, los Bomberos de Ordes, Protección Civil de Cerceda y Urxencias Médicas, pero los sanitarios solo llegaron a certificar su muerte.

Otros accidentes sin víctimas

Aunque los sucesos más graves han alcanzado las cinco víctimas mortales en el último mes, cabe destacar que se han producido también otros incidentes que no han tenido que lamentar fallecidos, aunque sí sustos y daños materiales.

Durante la borrasca Helena, cayeron dos árboles en la ciudad de Santiago. En ninguno de los casos hubo que lamentar heridos, aunque sí importantes daños materiales, ya que el primero cayó sobre un vehículo que estaba estacionado en la calle de San Xoán y el segundo, sobre una farola

Por su parte, el 9 de diciembre en Boiro, se desplomaba un árbol en el nuevo paseo del río Breiro cuando era transitado por numerosos vecinos. Los testigos que se encontraban en el lugar aseguraron que el ejemplar se desplomó de forma inesperada y que estuvo a punto caerle encima a un niño. Además, cabe destacar que no es la primera vez que se produce un hecho semejante en este paraje, que es muy visitado por los vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Cinco muertos por caídas de árboles en menos de un mes en Galicia