A 100 por hora por el la N-VI en el tramo entre As Nogais y Becerreá

1988

.

El 22 de julio de 1988, las comunicaciones por carretera en la provincia de Lugo recibieron un gran impulso. Desde ese día se podía circular a 100 por hora por la carretera N-VI en el tramo entre As Nogais y Becerreá y el trayecto a Madrid se acortaba en unos veinte minutos. No venía mal, porque la autovía que hoy conocemos aún estaba lejos.

Para conseguir el gran logro, que destacó la prensa de entonces, fue preciso hace una inversión de casi mil quinientos millones de pesetas. Fue edificado un gran viaducto y también un túnel en el municipio de As Nogais.

La complicada orografía motivó que el antiguo MOPU tuviese que encargar diversos estudios técnicos en busca de la solución más apropiada para responder a las necesidades del tráfico de entonces. A finales de los años ochenta circulaban por esa zona casi cinco mil vehículos al día, de los cuales un 28% eran camiones.

El tramo era complicado y tortuoso. Tenía un total de diez kilómetros que, con las obras llevadas a cabo, quedaron reducidos a 6,3. El MOPU, lo que ahora es Fomento, hizo una variante en la que incluyó un túnel de 740 metros de largo con dos carriles y dos viaductos. Asimismo, fueron planificados dos carriles de vehículos lentos con una longitud total de 2,6 kilómetros con una rampa mínima del 6% y una curva aislada de radio mínimo de 180 metros.

A la inauguración asistieron, entre otras autoridades, el director general de carreteras, Enrique Balaguer Camphuis y el gobernador civil de la provincia, Juan Manuel Iglesias Rivera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

A 100 por hora por el la N-VI en el tramo entre As Nogais y Becerreá