Obras interminables y parques peligrosos en Antas de Ulla

El municipio cuenta con espacios en mal estado como el parque y el pabellón. Otros, como la piscina, están en obras de reparación

m.c.
lugo / la voz

Antas de Ulla comienza el verano con reparaciones pendientes en el parque infantil, las piscinas y el pabellón, coincidiendo con la época del año en la que aumenta la demanda de estos espacios por parte de los vecinos.

El parque infantil se encuentra prácticamente desvalijado, con solamente las rampas de dos toboganes en pie. Junto a ellas, se sitúan unos palés de madera que pudieron ser usados de forma peligrosa como escaleras del tobogán en algún momento. En la superficie del suelo, todavía quedan restos de los aparatos que formaban el parque infantil, así como restos de cristales rotos. El estado actual del espacio supone un riesgo para la seguridad de los más pequeños, puesto que las dos vallas que rodean el parque no limitan el acceso al mismo.

Desde el Concello, aseguran que se desmontó el parque en primavera para sustituir el pavimento y reponer las instalaciones, pero que la ayuda del Plan Único de la Diputación no se aprobó hasta el pasado mes de junio, por lo que las obras llevan paralizadas desde entonces. «Ahora mismo estamos esperando por el plan de contratación para que se inicien las labores de mantenimiento», explica Doris Sobrado, teniente alcalde del Concello de Antas de Ulla.

El gran atractivo de los meses de verano son las piscinas, que se encuentra parcialmente cerradas por trabajos de reparación.

El fin de semana del 23 y 24 de junio se abrieron al público dos de los tres vasos, destinados al público infantil. Al detectar fallos en las bombas de agua y en el mantenimiento general de la instalación, el Concello decidió cerrar el recinto para comenzar los trabajos de reparación y pintura. «Tenemos previsto que los dos vasos que están recién pintados se abran al público este domingo», indica Sobrado.

El tercer vaso de las piscinas, el más grande, abrió a principios de julio y continúa en perfecto funcionamiento. Además, cuenta con servicios de socorrismo.

Otra de las instalaciones observadas fue el pabellón municipal, que tiene múltiples roturas, humedades y grafitis. Desde el Concello dicen que se encuentra en buen estado, salvo filtraciones de agua que se puedan producir en días de fuertes lluvias.

Las denuncias fueron realizadas por personas anónimas desde una dirección de correo electrónico llamado «prensaxa», aunque lo denunciado es cierto. Por su parte la concejala del PSOE no contestó al teléfono.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Obras interminables y parques peligrosos en Antas de Ulla