El centro de Galicia presume de vistas

El mirador del monte Farelo permite una visión panorámica de los concellos de A Ulloa y de Melide

Vistas desde el Monte Farelo Desde el mirador, situado a 951 metros de altura en San Fiz de Amarante (Antas de Ulla), se observa la naturaleza de forma espectacular.

lugo / la voz

El centro geográfico de Galicia, en Antas de Ulla, en concreto en la aldea de Nugallás, tiene numerosos tesoros para los amantes de la naturaleza, el senderismo y el patrimonio. A tres kilómetros en línea recta y a poco más en carretera del centro de nuestra comunidad, se halla un espectacular mirador que permite contemplar vistas de gran parte de los concellos gallegos.

Lo primero que llama la atención es la falta de información acerca de este recurso turístico. Ni en la villa de Antas ni luego en la dirección al citado monte se explica qué en la cima del Farelo existe un mirador con esta belleza o que a escasos 500 metros se halla la estación de petroglifos más numerosa de la provincia de Lugo y de más grandes de Galicia, en el conocido como monte de Somoza. Ni indicadores, ni paneles, ni señales... Nada, como si no existiesen. Solo el boca en boca y la ayuda de los vecinos de aldeas como Nugallás, Arcos o Santa Cristina permiten conocer este paisaje.

Para quienes quieran llegar a estos lugares tan espectaculares y poco conocidos y promocionados, tienen que coger en Antas de Ulla la pista en dirección a Arcos, seguir luego en sentido Santa Cristina y pasar hacia Somozas, donde verán un desvío muy estrecho con un indicador a mano derecha que pone Montero Farelo. Comienza una larga subida asfaltada y en una recta -antes de una granja de cerdos construida en los últimos años-, a mano derecha, verán un camino de corta fuegos. Si dejan el coche estacionado, -antes había un pequeño panel puesto por amantes del patrimonio- pueden andar unos 200 metros y a mano izquierda ya verán el conjunto de petroglifos de la Edad de Bronce, con algún grabado circular de dos metros de diámetro que se encuentra en el tercer lugar de la comunidad por extensión.

Se puede llegar en coche

Si continúan la marcha con el coche y pasan la citada granja de cerdos, en línea recta llegarán hasta el pie de los aerogeneradores. Hay un momento que la pista deja de estar asfaltada, pero los coches pueden circular sin problema, y llegarán hasta el mirador del Farelo, que se halla suspendido en el aire.

Desde este punto, que ya casi linda con el concello pontevedrés de Rodeiro, se pueden contemplar unas vistas de núcleos como Antas de Ulla, Monterroso, Palas de Rei o Melide, así como numerosas montañas conocidas del centro de Galicia, como Os Penedos, Torre das Penas, O Careón, O Bocelo y, por supuesto, Monte Faro, en Chantada. Hasta este espectacular mirador, en el centro de Galicia, se puede ir con niños. Hay un panel muy colorido que explica algunos núcleos, monumentos y montañas más famosos de A Ulloa y de Melide. Como la altitud es de 952 metros, permite ver el paso de aviones, que salen o están a punto de aterrizar en Santiago. Eso sí, también es una zona donde azotan los vientos, los aerogeneradores provocan un intenso ruido y si el día el soleado, no existe protección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El centro de Galicia presume de vistas