Las carreteras a Pontevedra y a Ourense, entre las más peligrosas

Un informe las coloca en el grupo de más riesgo de accidentes de toda España

A.LÓPEZ
lugo / la voz

Las carreteras que van de Lugo a Ourense (N-540) y a Pontevedra (N-640, con final en Vilagarcía de Arousa) están entre las más peligrosas de España, puesto que presentan un índice de riesgo medio alto. Un estudio divulgado recientemente -el Informe RACE 2017, que evalúa el nivel de riesgo en la red viaria estatal- coloca un tramo de la N-540 y dos de la N-640 entre los 85 de toda España con mayor riesgo. Cuando el informe recoge los tramos de riesgo por comunidades autónomas, esos tres más otro de la N-540 figuran entre los 20 de Galicia con más peligro.

El tramo de la N-540 considerado más peligroso tiene 16 kilómetros: va del kilómetro 65 al 81, y está situado en el final de la provincia de Lugo y en su entrada en la de Ourense tras haber dejado atrás el municipio de Carballedo. Los de la N-640 están situados entre el kilómetro 122,1 y 133,7 -municipios de Portomarín, de Monterroso y de Antas de Ulla- y entre el 133,7 y el 144,2 -ayuntamientos de Antas de Ulla y de A Golada (Pontevedra)-.

En la clasificación de ámbito estatal, el tramo de la N-540 aparece en el lugar número 43, y los dos citados de la N-640, en los lugares 45 y 62 respectivamente. Cuando el informe detalla los tramos peligrosos por comunidades autónomas, el de la N-540 figura en el octavo lugar de Galicia, seguido por el de la N-640 entre Portomarín y Antas de Ulla; el de la N-640 entre Antas de Ulla y A Golada aparece en el decimocuarto lugar, y un poco después, en el decimoséptimo, otro de la N-540: se trata del comprendido en los primeros 17 kilómetros de la vía, en los municipios de Lugo y de Guntín.

Tres tipos de datos

El informe pertenece al programa EuroRAP, que se elabora con participación de clubes de automovilísticos de toda Europa, entre ellos el Real Automóvil Club de España (RACE). Para analizar los tramos, la información que se obtiene se divide en tres grupos de datos. Uno se refiere al tramo en sí (tipo de vía y kilómetros inicial y final, por ejemplo); otro, al tráfico y a los accidentes (número de accidentes mortales, número de accidentes graves, intensidad media diaria de tráfico y tipología de los accidentes), y otro, a características del tramo (calzada única o calzadas separadas e intersección a nivel o a distinto nivel, entre otros detalles).

Con esos datos se calcula el Índice de Riesgo, que puede ser bajo, bajo-medio, medio, medio-alto y alto. Los cuatro tramos citados tienen un índice medio-alto. En esos cuatro tramos se registraron, durante el último año, 16 accidentes, con dos personas fallecidas: las dos murieron en la N-540. Hubo además 19 personas heridas graves.

La N-120, la peor

El tramo con mayor riesgo de España y de Galicia está en una carretera que pasa por el sur de Lugo: se trata del tramo de la N-120 que va del kilómetro 535,2 al 549,5: en el último año fue escenario de nueve accidentes mortales y graves, con una persona muerta y nueve heridas graves. Está considerado un trano de riesgo alto, una situación en la que también se encuentra otra carretera que discurre por la provincia: se trata del tramo inicial (8,2 kilómetros) de la carretera N-642, en el municipio de Ribadeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las carreteras a Pontevedra y a Ourense, entre las más peligrosas