¿Por qué los colegios rurales son una buena alternativa en tiempos de coronavirus?

En estos centros se cumple con el número de niños por aula e incluso sobran espacios

Foto de archivo de un colegio rural ubicado en O Courel, al sur de la provincia de Lugo
Foto de archivo de un colegio rural ubicado en O Courel, al sur de la provincia de Lugo
m. g.
LUGO / LA VOZ

Los ratios no preocupan en los colegios rurales de la provincia de Lugo y tampoco lo hacen en los centros educativos que subsisten más allá del cinturón urbano de la capital, acostumbrados a formar cada año a un enflaquecido número de alumnos. Este curso prevé un regreso igual de caótico en el ámbito periférico que en el meollo metropolitano, pero con una pequeña ventaja del primero sobre el segundo: el número de niños por aula. Si algo ha quedado claro estos meses es que no hay mal que por bien no venga, y sino que se lo digan a las escuelas de Begonte, Abadín, Castroverde, O Courel o Guntín, muchas de ellas a escasos kilómetros de Lugo ciudad, donde la afluencia no es un problema y las instalaciones para sus usuarios son más que suficientes.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

¿Por qué los colegios rurales son una buena alternativa en tiempos de coronavirus?