El detenido por lesiones en Abadín: «Aviseino que tiña unha egua afogando, chegou e empezou a paus comigo»

Asegura que utilizó la navaja para defenderse

;
Entrevista con uno de los implicados en la reyerta de Abadín por unos caballos Un posible caso de maltrato animal sufrido por una yegua y su cría, detonante del altercado.

LUGO / LA VOZ

Isidro López Cabado tiene 52 años y desde hace cinco está jubilado por accidente laboral. En octubre del 2015 se cayó del camión con el que trabajaba en Xove y se rompió las dos rodillas. Este habitante del barrio de Vilaseñor, en la parroquia de Vilarente, en Abadín, es el hombre que este domingo fue detenido por la Guardia Civil tras asestarle dos navajazos a un vecino del lugar de Fabega, otro barrio de la misma parroquia.

Isidro muestra las lesiones en su cabeza provocadas por la pelea
Isidro muestra las lesiones en su cabeza provocadas por la pelea

Ayer por la mañana, fue trasladado desde los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo hasta el juzgado de Mondoñedo, donde prestó declaración ante la jueza. Tras relatar lo ocurrido, la magistrada lo dejó en libertad y lo investigó como un presunto autor de un delito de lesiones. «Tiña as eguas na miña finca e chameino para que as sacara porque tiña unha afogando nun pozo. Empezou a chamarme ladrón e a dicirme que lle botara os animais fóra e que lle roubara o fío, as estacas e o pastor. Díxome que esperara, que se presentaría na finca e que me cravaría unha navalla, algo que non cría que fixera. Esperei e chegou con outro veciño, que eu non coñecía, á entrada da finca onde eu estaba. Chegaron a toda velocidade, baixaron os dous do coche, cada un coa súa vara de carballo e empezaron a paus comigo. Eran dous contra min. Déronme na cabeza, nas mans e por todo o corpo». Entonces: «Saquei unha navalliña que levo sempre no bolsillo para planar a froita e defendinme. Eles, tras a pelexa, colleron o coche e baixaron á finca onde estaban as eguas. Chamei ao 112 para alertar do sucedido e acto seguido fun á casa lavarme porque sangraba pola cabeza. Posteriormente fun ao dentista a Pastoriza, que está aberto os domingos, a pagarlle un traballo que lle fixo ao meu fillo e volvín á finca para esperar aos axentes. Despois fun ao PAC de Vilalba e despois ao cuartel a contar persoalmente o sucedido», relata Isidro, que indica que antes de llamar a la supuesta víctima llamó a la Guardia Civil para alertar de la presencia de una yegua en el interior de un pozo desde hacía varios días.

Isidro López asegura que nunca tuvo problemas con este vecino, que tiene unos 38 años. «Aínda tocamos algo na familia e estivo na miña casa hai oito días para comprar un poldro, que ao final non levou», asegura este vecino, que relata que los hechos ocurrieron a las tres y media de la tarde del domingo y que nunca imaginó tal suceso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El detenido por lesiones en Abadín: «Aviseino que tiña unha egua afogando, chegou e empezou a paus comigo»