Un largo cierre, el quinto de la A-8 en el tramo negro esta semana

La circulación de Lourenzá a Abadín está interrumpida desde las diez y media de la noche de ayer


Vilalba

Un largo cierre eleva a cinco las interrupciones sufridas en esta semana en el tramo negro de la A-8. Los 16 kilómetros de la transcantábrica comprendidos entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín) están cerrados al tráfico desde las diez y media de la noche de ayer, coincidiendo además con unas circunstancias meteorológicas en las que A Mariña presenta unas temperaturas suaves, alejadas del calor que se nota en otras comarcas de Galicia.

El primer corte de la semana fue también largo, pues se inició a las dos y media de la madrugada del lunes y llegó a las once de la mañana del martes. A las seis de la tarde del martes se cerró otra vez, se reabrió al filo de las nueve de la tarde y apenas una hora después se volvió a cerrar. En la madrugada del miércoles, sobre la una y media, se abrió otra vez y así permaneció hasta las siete de la tarde. A esa hora se cerró y reabrió cerca de las nueve de la mañana del jueves.

La circulación, una vez más, se devía por la N-634.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un largo cierre, el quinto de la A-8 en el tramo negro esta semana