Una mina de plomo entre Lugo y Asturias

María Guntín
María Guntín LUGO / LA VOZ

A FONSAGRADA

María Guntín

Sulfuro de zinc y plomo salían de Mina Carmina hasta llegar a una planta de fundición o al puerto de Ribadeo. Una ruta por la frontera natural entre Galicia y Asturias permite descubrir la historia minera

09 abr 2022 . Actualizado a las 23:38 h.

Caminar para desconectar del mundo urbano y conectar con la naturaleza. Recorrer caminos vacíos, en los que las casas deshabitadas recuerdan que en tiempos los «carreiros» fueron un goteo constante de gente y animales. Sobran sitios por los que andar, pero a veces faltan rutas que permitan disfrutar del mundo rural y, al mismo tiempo, entender cómo funcionaba el ecosistema que dirigía la vida en los lugares más recónditos del planeta.

Las montañas que conforman la comarca de A Fonsagrada dibujan una frontera natural con Asturias, pero la fina línea de los mapas pasa desapercibida para las aldeas dispersas por este límite geográfico. Aquí se sigue hablando gallego, se comparten costumbres y también hábitos. En su día a día, los habitantes transitan a caballo entre dos comunidades, sin apenas percatarse ni darle mayor importancia.

La vida en el occidente asturiano

En esta frontera marcada por las montañas aparece la comarca Oscos-Eo, que alberga rutas de senderismo con un pasado histórico que permite entender cómo transcurría la vida en el occidente asturiano. En San Martín de Oscos está Mina Carmina, un lugar escondido que sirve de homenaje al pasado minero de la zona.