Las llamas quemaron este año cinco veces más que en el primer semestre del 2018

La superficie arrasada equivale a la del municipio lucense de A Fonsagrada

El Gobierno dispone de 73 aeronaves para la lucha contra los incendios forestales distribuidas en 47 bases de toda España
El Gobierno dispone de 73 aeronaves para la lucha contra los incendios forestales distribuidas en 47 bases de toda España
M. L.
Redacción / La Voz

Los incendios del primer semestre de este año provocaron la pérdida de 53.119 hectáreas de zonas forestales. O lo que es lo mismo, 480 kilómetros cuadrados, un poco más que el municipio lucense de A Fonsagrada, lo que supone el quíntuple de terrenos afectados por el fuego que en el mismo período del 2018, en el que se quemaron 9.854,6 hectáreas. Las zonas más afectadas fueron las superficies de matorral y monte abierto, así como las de pastos y dehesas.

Según un informe publicado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, los datos de lo que va de año son los cuartos peores de la década, por debajo del 2017, en el que los fuegos destruyeron 61.310,42 hectáreas; del 2009, con 60.400; y del 2012, con 128.187,10. Además, durante el 2019, se han registrado en total seis incendios que han arrasado más de 500 hectáreas cada uno. Son cinco más que los del año pasado. También el número de conatos e incendios fueron el doble, llegando a los 4.741 y 2.742 casos, respectivamente.

Las comunidades de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las provincias de León y Zamora fueron las protagonistas de la mayoría de daños relacionados con las llamas. En conjunto, registraron un 45,75 % de los siniestros y la quema de un 42,59 % del total de superficies arboladas afectadas, así como un 56,79 % del total de zonas forestales nacionales que ardieron. Las regiones que menos fuegos soportaron fueron las islas Canarias y la zona del Mediterráneo. El citado archipiélago registró un 0,45 % de los siniestros, un 0,09 % de superficie arbolada y un 0,15 % de superficie forestal quemada. Las comunidades mediterráneas, un 15,52 %, un 33,15 % y un 15,61 % en los mismos campos.

Aumento de la criminalidad

Según datos del Seprona, el número de delitos relacionados con la quema de zonas de vegetación aumentaron en un 140 % respecto al mismo período del 2018. Además, el número de detenidos o investigados por estos delitos ha aumentado casi 100 veces, llegando a una cifra de arrestos de 178 personas. La institución, que depende de la Guardia Civil, considera que «la investigación policial y criminal», así como la exigencia de responsabilidades, «constituye una de las medidas más eficaces» para prevenir fuegos. Por estos resultados, el Consejo de Ministros en funciones aprobó el pasado 14 de junio el Plan de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, por el que se articula un refuerzo por parte del Gobierno de los dispositivos antiincendios de las distintas comunidades autónomas. Dicho plan incluye medidas de extinción y prevención, así como de coordinación de las Administraciones competentes.

Un equipo de control

En lo relativo al refuerzo del equipo para combatir los incendios, el Gobierno anunció mediante un documento publicado por el Ministerio de Interior que dispone de 73 aeronaves de distintas capacidades de descarga de agua, incluyendo cuatro drones, en 47 bases repartidas por toda España.

Además de los vehículos, la Guardia Civil aportará 4.100 agentes (1.520 del Seprona, que se dedicarán a prevención e investigación) y la Policía Nacional otros 400. Por su parte, El Ministerio de Defensa contribuirá con la Unidad Militar de Emergencias (UME), que contará con 1.400 soldados para realizar intervenciones en primera línea y otros 1.500 que efectuarán tareas de apoyo y logística. Medio Ambiente sumará a estos equipos 500 trabajadores de las Brigadas de Labores Preventivas, que desempeñarán tareas de silvicultura preventiva.

El Ministerio de Justicia también prestará ayuda para combatir los delitos contra el medio ambiente, según el comunicado, con 170 fiscales repartidos por todo el territorio nacional. Su labor consistirá en articular a los distintos cuerpos de seguridad, así como vigilar los planes de prevención de los ayuntamientos situados en zonas con superficie forestal. También realizarán una campaña de control de zonas propensas a incendiarse.

Las comunidades del noroeste peninsular fueron las más afectadas por los fuegos

Los datos del 2019 arrojaron el tercer peor resultado en incendios de la última década

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las llamas quemaron este año cinco veces más que en el primer semestre del 2018