Jamón cocido y vino en el «museo» fotográfico del fútbol de A Fonsagrada

Un hostelero presenta una colección de fotos de los equipos fonsagradinos


A Fonsagrada / la voz

Tomar un buen bocadillo de jamón cocido con un caldo caliente y repasar la historia deportiva local a través de numerosas fotografías solo es posible en A Fonsagrada. Allí funciona el «museo» de las imágenes del fútbol. Lo creó el veterano hostelero local Luis Valledor porque le gusta ese deporte y, además, es un amante de las fotos antiguas.

La exposición permanente está en el bar «Onde Luís», que está en la avenida principal de la localidad. La integran más de una docena de fotografías de diversos equipos de fútbol que se complementan con otras de estampas de la localidad. Valledor asegura que recopiló más fotos de equipos de fútbol, pero ya se está quedando sin sitio en las paredes para la llamativa exposición.

La foto más antigua corresponde a un equipo de fútbol del municipio de hace unos 80 años. Es del Burón. Llevaba el nombre de la que en aquella época era la capitalidad municipal. Luis Valledor no duda de que su colección de equipos forma parte de la historia del municipio.

Los clientes habituales del establecimiento ya conocen las fotos e incluso identifican a quienes aparecen en las mismas. En el verano, cuando llegan los visitantes, se escuchan expresiones de sorpresa entre algunos. «Mira, ese é meu pai!, din algúns; outros sorpréndese ao ver veciños, amigos e coñecidos que xa foron falecendo nalgúns casos», cuenta Luis Valledor, el hostelero local que, entre otros negocios, gestionó durante muchos años la sala de fiestas más famosa de la comarca: Airiños.

El popular hostelero recuerda los avatares que pasó el fútbol en la localidad. El municipio estuvo muchos años sin equipo porque no tenía terreno de juego. Aún con esta dificultad, A Fonsagrada dio destacados jugadores. «Houbo épocas nas que se competiu co Ribadeo. Facíaselle fronte a ese equipo que chegou a estar en categorías superiores», recuerda con orgullo el hostelero.

El «Onde Luís» lleva funcionado en ese emplazamiento aproximadamente cinco años. Anteriormente, el hostelero tuvo durante once años y medio el Cantábrico que estaba en otro emplazamiento. También la hostelería local merecería una recopilación de viejas fotografías para mostrar a la ciudadanía otra parte más de la historia del municipio. Y en ese relato de antaño no debe figurar únicamente este hostelero sino que también tiene que estar su padre Martín el barbero de referencia de A Fonsagrada durante muchos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jamón cocido y vino en el «museo» fotográfico del fútbol de A Fonsagrada