«Vivimos un caos ambiental pero os nosos votos xa non interesan»

Ana, vecina de Molmeán, en Navia, señala que «onde hai xente, hai camiños limpos e non hai incendios»


lugo / la voz

Ana es una vecina de Molmeán, cerca de la carretera entre Navia y A Fonsagrada, que gestiona una explotación de más de 60 animales. No repara en decir que lo que sucedió el pasado fin de semana fue un caos ambiental del que además de las secuelas que ha dejado (en su caso dos días sin luz e incomunicación por carretera) habrá que tomar medidas en el futuro: «Quedou un polvorín preparado para que no verán haxa incendios, viñéronse abaixo miles de polas de carballeiras moi vellas e que como non se tomen medidas, arderán». Explica que hay caminos rurales que han quedado totalmente intransitables «e que quedarán abandonados de por vida».

Ana señala que solo la solidaridad de los pocos vecinos que quedan en las aldeas palió el abandono de las Administraciones: «Vivimos un desamparo enorme, porque entendo que a nevada foi inesperada e os colleu descoidados, pero faltou reacción, porque a vida ten que continuar e os animais hai que atendelos... tiven que limpar eu as estradas co meu tractor que ten unha pala».

Explica que ante una emergencia como la que ocurrió el pasado fin de semana «habería que empregar a intelixencia humana e quizais contratar ás empresas da madeira, que teñen medios, para poder retirar o máis urxente».

Esta ganadera, con dos hijos ya mayores, lleva toda la vida trabajando en Molmeán, pero reconoce que cada vez es más complicado vivir en una explotación rural: «Cando suceden cousas así, e ves que chamas e ninguén che contesta, quita a ilusión e as ganas de seguir».

Un viaje en helicóptero

Ana pide a las Administraciones «unha discriminación positiva, porque nós temos uns custes engadidos moi grandes para poder manter un modelo de vida, pero deberían entender que onde hai xente, hai camiños limpos e, por exemplo, non hai incendios». Esta vecina de Navia de Suarna recomienda a los responsables políticos que dentro de unos días den un paseo en helicóptero por la montaña lucense «e verán o desastre que se montou», aunque es poco optimista sobre que se tomen medidas que mejoren las condiciones de vida de los habitantes de la montaña: «Xa non somos interesantes, os nosos votos non interesan, e equivócanse porque a xente do rural aportamos moito, pero daranse conta dentro de dez ou quince anos, cando acabe de pechar todo e o rural morra».

«Os que mandan deberían entender que onde hai xente, hai camiños limpos e non hai incendios»

«Quita a ilusión e a ganas de seguir. Dentro de 15 anos daranse conta que

o rural morreu»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«Vivimos un caos ambiental pero os nosos votos xa non interesan»