La única sala de despiece de caza de Galicia inicia la temporada con 22 corzos y jabalíes

En las instalaciones de A Fonsagrada entró un cerdo salvaje de 127 kilos de peso

.

lugo / la voz lugo / la voz

La empresa que se hizo con la única sala de despiece de caza de Galicia, que funciona en A Fonsagrada, comenzó la temporada de caza este mes. En la pasada semana entraron en las instalaciones 10 piezas -trabajan con corzo y con jabalí- para procesar y en esta, 12, según explicó Manuel Pérez González, uno de los responsables de la compañía, con experiencia de 27 años en el sector cárnico.

Una de las piezas que llegaron a la sala en esta semana fue un jabalí de 127 kilos de peso, que capturaron cazadores de Santa Eulalia de Oscos, que se quedó en 70 kilos con las mermas. Es un peso elevado, teniendo en cuenta que la media de estos ejemplares es de 30 kilos canal.

La empresa, que opera en instalaciones, construidas con el apoyo financiero de la Diputación, comercializa la carne ya despiezada y este año empezó a elaborar chorizos de jabalí y de corzo.

La carne la preparan en cortes individuales, la envasan al vacío y la congelan. Su destino son la hostelería y las ventas a particulares. El pasado año procesaron 170 piezas de jabalí. No trabajaron con corzo.

La empresa que regentan los hermanos Manuel y José Pérez González, junto a Isabel Cuesta y María Luisa Cabanas, está buscando nuevos mercados para la carne de caza mayor con la que trabajan y que, según el primero de ellos, ofrece todas las garantías sanitarias al consumidor. Uno de sus objetivos son los restaurantes. El empresario reconoció que les quedaban pocos excedentes de la pasada temporada.

«Confiamos -señaló el industrial- en que la restauración se de conta de que lles interesa mercar produtos con todas as garantías sanitarias».

Los ejemplares de caza mayor que entran en la empresa los suministran los cotos de caza, según explicó Manuel Pérez. Solamente admiten aquellos que llegan eviscerados; con los precintos de los guardas de los cotos o los jefes de cuadrilla, que garantizan su procedencia y que permiten poder moverlos hasta la sala de A Fonsagrada y con la autorización de un veterinario.

Ampliar el radio de acción

Por el momento, según Pérez González, son cotos asturianos, de A Fonsagrada y Negueira de Muñiz, los que están haciendo uso de las instalaciones, que supusieron una inversión de 650.000 euros. Esta temporada cuentan con ampliar el abanico con las capturas de cazadores de Ribeira de Piquín y de Meira, que ya mostraron su interés en hacerlo, según Pérez.

La empresa abona a los cotos 1,30 euros el kilo en canal. Los precios, según el gerente, se incrementarán a medida que crezca la actividad. Las instalaciones están preparadas para tratar 65 animales a la semana. «Canta máis mercancía entre -apuntó- máis poderemos pagar porque reduce os gastos fixos».

Una vez deshuesados los ejemplares, preparados y congelados, los comercializan a entre 3 euros y 10 euros el kilo, dependiendo de la pieza. Los chuleteros, según el empresario, los venden a 5 euros el kilo.

La empresa que se encarga de la sala de despiece cuenta con una plantilla de 10 empleados, que se suman a los cuatro socios. Cuenta además con una red de carnicerías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La única sala de despiece de caza de Galicia inicia la temporada con 22 corzos y jabalíes