La Diputación recupera la residencia de A Fonsagrada tras cambiar las llaves

Argelio Fernández acusa a Suplusa de haber desobedecido tres requerimientos


lugo / la voz

La Diputación cambió ayer las llaves de la residencia de A Fonsagrada para recuperar el control del edificio. Se trata de una de las instalaciones construidas por el organismo provincial dentro del plan de dotar de geriátricos a diversos municipios de Lugo y sometida, por tanto, a las tensiones entre la Diputación y su órgano urbanístico (Suplusa) por el control de esos servicios.

El cambio de llaves efectuado ayer respondió a la intención de la Diputación de «comprobar a situación actual» y de iniciar los trámites para la apertura de la residencia, en virtud del convenio de cooperación firmado por el organismo provincial y por el Concello fonsagradino.

Argelio Fernández, diputado provincial y alcalde de A Fonsagrada, aseguró que el paso dado ayer era el cumplimiento de sendos requerimientos mandados el 19 de abril, el 5 de julio y el 1 de agosto. Fernández acusó a Suplusa de haber desobedecido las peticiones de que entregase las llaves a la Diputación, que es, dijo el regidor, la administración a la que corresponde la propiedad del inmueble. Por esa actitud, subrayó, la Diputación incluso estudia qué acciones jurídicas puede iniciar.

El cambio de llaves se recoge en un decreto del pasado día 14. Fernández acusó a Manuel Martínez, máximo responsable de Suplusa y diputado provincial no adscrito, y al PP de haber montado un «paripé» recientemente en la localidad. Según sus palabras, varios diputados provinciales populares y el presidente de la agrupación local se pasearon por un edificio, el de la residencia, «que non é da súa titularidade» y fingieron una entrega de llaves «a quen non ten a súa propiedade», con lo que, agregó, desobedecieron las órdenes administrativas de la Diputación.

Fernández recordó que la Diputación era titular del edificio y también de los terrenos, ya que se los cedió el Concello. Sobre la falta de contacto con Suplusa, dijo que no se le habían podido entregar los requerimientos porque las puertas de su sede estaban cerradas. Con esa actitud, estando cerradas sus instalaciones y decidiendo sus responsables fotografiarse «en residencias que non son súas», lo que mejor que se puede hacer con Suplusa, dijo, «será disolvela».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Diputación recupera la residencia de A Fonsagrada tras cambiar las llaves