El Camino Primitivo pega el estirón

El número de peregrinos en la ruta que pasa por Lugo capital ha crecido en lo que va de año un 12%

.

LUGO / LA VOZ

La ruta jacobea a la que se le reconoce más peso histórico está de moda. El Camino Primitivo, que entra en Galicia por A Fonsagrada y pasa por Lugo antes de desembocar en el Francés, ha registrado en los primeros cinco meses del año un aumento de peregrinos del 12%. En lo que va de año, a Santiago han llegado 3016 peregrinos tras recorrer ese itinerario, cuando en el 2017, en igual período de tiempo, habían llegado 2.671.

Si se tiene en cuenta el 2016, también se aprecia que en el inicio de ese pasado año ya se experimentó una tendencia similar: de enero a mayo del 2016, por el Camino Primitivo pasaron 2.250 personas. La ruta fue en mayo la cuarta por el número de peregrinos. Con el Camino Francés a una distancia inalcanzable (23.847 peregrinos, que fueron el 58,64% del total), al Portugués le correspondió el segundo lugar (tuvo 8.916 peregrinos, que representaron el 21,93%), y en tercer lugar aparece el del Norte (por el que pasaron 1.729 peregrinos, que representaron el 4,25% del total).

Que el bum de esta ruta es reciente observa comprobando que en el último año santo, el del 2010, los peregrinos eran aún menos: en los cinco primeros meses del año pasaron por la ruta 1.478 peregrinos. Ahora, en cambio, basta un mes concurrido como es el de mayo para rozar esa cifra, como ocurrió el año pasado, o para superarla con cierta holgura, como aconteció en este.

El itinerario está además notando, con una tendencia hasta ahora escasa pero con esfuerzos para que aumente, la llegada de peregrinos que acceden a la ruta en las afueras de Lugo. Municipios del oriente de la provincia intentan en los últimos años potenciar la Vía Rexia do Norte, que se une al Camino Primitivo en las afueras de Lugo tras apartarse del trazado del Norte en Abres (Trabada).

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

El Camino Primitivo pega el estirón