La Diputación financiará hasta 600 euros por cada plaza de las residencias

La Voz LUGO / LA VOZ

A FONSAGRADA

Campos llegó a ofrecer a Martínez que las pueda gestionar desde Vicepresidencia

21 mar 2018 . Actualizado a las 23:07 h.

El presidente de la Diputación, Darío Campos, firmó ayer el protocolo de colaboración con los alcaldes de los concellos de Ribas de Sil, Pol, A Fonsagrada, Pedrafita, Ribadeo y Trabada para poner en marcha las residencias y los centros de día que construyó en los últimos años. Este documento, señaló el presidente provincial, define el modelo de gestión y el acceso a las plazas, «respectando a autonomía municipal e cumprindo coa legalidade».

Campos explicó que la suma de Diputación y concellos fue necesaria «porque a Xunta negouse a facer centros de maiores públicos na nosa provincia a pesares da súa grande necesidade, negou en reiteradas ocasións a concertar prazas públicas nos centros de maiores públicos da Deputación, cando si o fai en centros privados».

Las condiciones que pactaron ayer regidores (todos del PSOE, salvo el nacionalista de Ribadeo) y Campos recoge que los centros serán de gestión pública y que las plazas serán de manera preferente para los vecinos de los municipios donde se sitúa la residencia y el centro de día; luego para los habitantes de concellos limítrofes, y al final para el resto de lucenses.