«Encontramos a un octogenario tirado en la cocina y mordido por sus perros»


LUGO / LA VOZ

José Luis Regueiro (A Fonsagrada, 1987) es técnico de emergencias sanitarias en Salutrans y regenta una funeraria en este concello de la montaña. Dados sus empleos, es natural que atesore numerosas experiencias de lo más rocambolescas. Una de las más impactantes ocurrió hace dos años en Sanformar, una localidad del municipio lucense de Negueira de Muñiz ahora deshabitado. Se encontró con que su único vecino, un octogenario, llevaba muerto en la cocina de su casa más de una semana y presentaba signos de haber sido mordido por sus perros.

Un particular alertó a los servicios de emergencias de que hacía días que no veía a su vecino (que vivía solo). «Iba con un compañero y, cuando llegamos a la casa, el que dio la alerta nos decía que no pasáramos porque había muchos perros y estaban hambrientos. Cuando nos indicó que los había conseguido meter en un cuarto, nos dijo que aun así la situación era peligrosa. Tras entrar, nos encontramos al hombre tirado en la cocina, con algunas prendas y varias partes de su cuerpo mordidas por sus perros. Llevaba más de una semana muerto y los signos de descomposición eran evidentes», relata José Luis Regueiro.

Según indica este veterano técnico de emergencias, casos como el del Negueira de Muñiz no son excepcionales. «Personas mayores que viven solas y son los vecinos los que alertan porque hace días que no los ven. Acudes a la casa y te los encuentras muertos. Tirados en el suelo, en la cama, en el baño...», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Encontramos a un octogenario tirado en la cocina y mordido por sus perros»