Las tropas romanas fueron levantando campamentos entre el Navia y el Eo

Los arqueólogos creen que una fortificación en A Fonsagrada evidencia el paso de un «numeroso continxente militar»

.

lugo / la voz

Un importante contingente de tropas romanas penetró en Galicia a través de las montañas que hoy separan A Fonsagrada de Santa Eulalia de Oscos. Así lo confirmaron los arqueólogos del grupo de investigación Romanarmy (integrado por profesores de varias universidades europeas) que ayer comenzaron a trabajar en el terreno conocido como A Pena Parda, donde los romanos, entre los siglos I a.C. y III d.C., instalaron una campamento miliar temporal de época altoimperial. Precisamente ahora intentarán determinar las fechas para a su vez establecer un relato de cómo fue la invasión romana en el noroeste peninsular.

.A la izquierda, la zona en el 2009; a la derecha, con datos LIDAR. La línea roja marca el límite entre A Fonsagrada (izquierda) y Oscos.
A la izquierda, la zona en el 2009; a la derecha, con datos LIDAR. La línea roja marca el límite entre A Fonsagrada (izquierda) y Oscos.

El descubridor de este hallazgo, hacia finales del 2015, fue el arqueólogo asturiano Andrés Menéndez, quien tras haber analizado varios campamentos similares en la zona de Asturias pudo comprobar cómo en unas distancias similares los romanos fueron levantando varios recintos para sus tropas. «Por la distancia y su posición, pensábamos que era un buen lugar para levantar un campamento y así fue. En esta sierra se fueron marcando una línea de avance de las tropas, entre el Navia y el Eo», señala ayer el arqueólogo.

Según los investigadores, el de A Pena Parda tiene las dimensiones suficientes para albergar una legión completa, con más de cinco mil soldados. La fortificación, como suele ocurrir en otras similares halladas en los últimos años, está muy degradada sobre el terreno, pero pudo ser localizada a partir del estudio de la fotografía aérea y gracias a la tecnología LIDAR. «Se puede apreciar el cierre, la defensa a través de un surco, con formas que tendían a crear líneas rectas y en las esquinas hacer el campamento redondeado», señaló Menéndez.

Los integrantes de Romanarmy consideran que el yacimiento de A Fonsagrada aportará datos sobre cómo fue la invasión romana en Galicia, con tropas que podrían venir de las Guerras Cántabras. «O obxectivo da campaña arqueolóxica será tentar obter datos que permitan afinar a cronoloxía da fortificación». El estudio completo se publicará en la revista académica Gallaecia, del Departamento de Historia de la USC, en la que se integra José Manuel Costa, también del grupo Romanarmy.

El viernes ofrecen una charla y el sábado una visita

Los integrantes del colectivo www.romanarmy.eu no solo analizan los datos pie de campo sino que también lo exponen en público. El viernes 6, a las 19.00 horas en el salón de actos de Os Chaos, ofrecerán una charla explicativa sobre los hallazgos y sobre lo que supuso este campamento de A Pena Parda. Además, al día siguiente, sábado 7, a partir de las once de la mañana, ofrecerán una visita guiada, que partirá desde la iglesia de San Cibrán da Trapa. A ambos actos pueden participar las personas que lo deseen.

A finales de los 90 se conocían 11 en el noroeste, y hoy ya son más de sesenta los localizados

Los arqueólogos del colectivo Romanarmy ya avisaban en la primavera pasada que gracias a los nuevos métodos tecnológicos y analizando datos sobre el terreno irían apareciendo nuevos campamentos. El historiador de la USC e integrante de este colectivo, José Manuel Costa, señala que está cambiando la manera de entender cómo fue la invasión romana en Galicia. Si a finales de los ochenta e inicios de los noventa se tenían localizados en el noroeste once campamentos, ahora ya conocen más de 60, de los cuales 32 fueron catalogados por Romanarmy, y en los últimos dos años 16 fueron totalmente novedad.

Los arqueólogos están demostrando cómo el avance progresivo de los romanos se hizo con el apoyo de este tipo de campamentos temporales, denominados castra aestiva, como el de A Serra da Casiña (Balboa, León), o los castellum, de menos hectáreas, que servían de puntos de control. El de A Pena Parda es uno de los más grandes conocidos en Galicia, de diez hectáreas, muy similar en tamaño al de Santa Marta de Sarria, donde se llegó a instalar todo un ejército. Cerca del yacimiento ahora investigado de A Fonsagrada se dieron a conocer hace unos años los campamentos de A Recacha y A Granda das Xarras, justo en los límites entre Ibias (Asturias), Candín (León) y Navia (Lugo). Romanarmy también analizó las fortificaciones que se levantaron en Os Ancares, como el citado de Balboa o el de Cortiña dos Mouros, en el límite entre Cervantes y Balboa. Es de esperar que en el futuro sigan apareciendo si analizan la línea que fueron trazando las tropas romanas.

Una semana de trabajo sobre 10 hectáreas de terreno

Un grupo de arqueólogo de diferentes universidades europeas participarán esta semana en el análisis sobre el terreno. Investigarán un campamento ubicado a 865 metros de altitud y que ocupa más de 10 hectáreas de terreno, «o equivalente a máis de doce campos de fútbol. É un dos máis grandes localizados ata o momento en territorio galego», explican.

.

El proyecto de investigación está promovido por el Concello de A Fonsagrada y financiado por la Diputación de Lugo, con 46.000 euros. El trabajo se hace al amparo del grupo Síncrisis del Departamento de Historia de la USC, con la colaboración del Instituto de Ciencias do Patrimonio del CSIC.

Aunque el estudio final se publicará con todos los datos y su conexión con los campamentos conocidos hasta ahora en la zona (los asturianos de El Outeiro, Chao de Carrubeiro y A Pedra Dereta), los arqueólogos que trabajarán esta semana -sobre un terreno hoy ocupado por vacas, pastos, líneas de alta tensión y aerogeneradores- difundirán a diario su trabajo, tal y como ya hicieron en otros yacimientos ubicados en Galicia. Todos los días, al mediodía, ofrecerán a través de Facebook Live de romanarmy.eu sus impresiones sobre lo que se están encontrando, además de hacer un pequeño documental experimental filmado en 360 grados para ser visualizado con gafas de realidad virtual alrededor de esta experiencia arqueológica.

También pondrán a disposición de los internautas y amantes de la historia antigua información sobre este yacimiento y otros de la zona en su web www.romanarmy.eu.

Votación
6 votos
Comentarios

Las tropas romanas fueron levantando campamentos entre el Navia y el Eo