La familia de su ex dice que las denuncias y los testimonios son falsos y pide que se actúe


Lugo / La Voz

El pasado 18 de enero, Jesús Rivas denunció en el cuartel de la Guardia Civil de Guitiriz que cinco encapuchados habían intentado apalearle en Coto de Lamas de Moreira, A Fonsagrada, cuando regresaba a su casa guitiricense tras dejar a su hija, una menor de casi dos años, en el domicilio de su expareja. En la acusación insinuaba que se trataba de una venganza de su expareja, puesto que días antes y el propio de día que supuestamente intentaron darle una paliza, ella le había dicho que «ya le darían caña los peruanos». Este guitiricense dijo tener la custodia de su hija los sábados de una a siete de la tarde y manifestó que en estos momentos no puede pasarle la paga mensual adecuada a su expareja debido al precio que se cotiza la leche. Este hombre regenta en su casa una explotación ganadera.

Denuncias falsas

La expareja y madre de su hija y la familia manifestaron días después de conocer la denuncia que «todas as acusacións que fai este home son falsas» y adelantaban que su abogado tomaría acciones legales con respecto a esto. Fuentes conocedoras del caso han indicado que la Guardia Civil de A Fonsagrada tiene constancia de todo lo sucedido y se encuentra en estos momentos investigando la veracidad de los hechos. El sábado pasado Jesús Rivas acudió la casa de su expareja a buscar a su hija. Lo hizo escoltado por una patrulla de la Guardia Civil, pero en la entrega todo transcurrió sin incidencias

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La familia de su ex dice que las denuncias y los testimonios son falsos y pide que se actúe