Ortigueira se prepara para vivir los tres intensos días del Festival do Mundo Celta


A CORUÑA

Faltan tres días para que comience en Ortigueira una nueva edición del Festival do Mundo Celta y la expectación va en aumento. Los responsables de la organización de esta importante cita musical no paran de recibir peticiones de información sobre detalles relacionados con cuestiones de infraestructura. Hasta seis mil correos electrónicos han llegado a los organizadores con todo tipo de preguntas. También hay muchas personas que preguntan por el precio de la entrada, a pesar de que Ortigueira es de carácter gratuito.En cuanto a servicios, la organiación ha desplegado una serie de facilidades para el público del festival. En el centro de la villa se ubican el escenario principal y el Runas, en el que actuarán grupos noveles. Entre ambos estarán los puestos del mercadillo. Esta zona también cuenta con lavabos, consigna, servicios médicos y carpas de hostelería.Existe asimismo una zona de acampada, que estará conectada con los escenarios a través de autobuses con una frecuencia de veinte minutos. Un ambulatorio con ambulancias y socorristas, además de aseos y duchas, completan los servicios de esta área. Un aparcamiento con capacidad para recibir a diez mil vehículos facilitará las labores de estacionamiento a los visitantes.InvitadosEl grupo coruñés Luar na Lubre, que cerrará la jornada del sábado del festival, tendrá invitados sobre el escenario. El conjunto de Bieito Romero y Rosa Cedrón estará acompañado por el músico coruñés Xurxo Souto, el asturiano Elías García, de Llan de Cubel, y el también gaiteiro asturiano Xuacu Amieval. Otros invitados serán Brais Maceiras, acordeonista junto a Susana Seivane, y Emilio Dopando, un músico de A Fonsagrada, un instrumentista especialista en el birimbao.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ortigueira se prepara para vivir los tres intensos días del Festival do Mundo Celta