Más de la mitad de los muertos en accidentes de tráfico en Lugo el año pasado tenían menos de 25 años

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

Un hombre murió el pasado mes de octubre en la LU-760 después de que el conductor del coche en el que iba diese positivo en alcohol
Un hombre murió el pasado mes de octubre en la LU-760 después de que el conductor del coche en el que iba diese positivo en alcohol ALBERTO LÓPEZ

La Subdelegación del Gobierno publicó este miércoles el informe oficial de incidentes en las carreteras de la provincia durante el 2023

15 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Las carreteras de la provincia de Lugo vieron cómo 17 personas perdieron la vida a lo largo del pasado año 2023. Así lo confirmó este miércoles la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, que presentó el informe de incidencias en la provincia el pasado curso. Con una bajada del 35%, se recuperó la cifra de siniestros mortales del 2020, con once, un año marcado por las restricciones de movilidad.

Isabel Rodríguez destacó la tendencia descendente de los accidentes con heridos, contabilizando 117 menos que en el 2019. La salida de la vía provocó este tipo de siniestros en un 48% de los casos, siendo el motivo principal de los accidentes. En esta línea, la subdelegada hizo un llamamiento público para tratar de «mantener la tendencia a la baja en la provincia, un compromiso que depende de todos».

Rodríguez destacó un dato del balance anual de tráfico 2023, pues «por primera vez desde hace muchos años no se registró ningún atropello mortal en las carreteras de la provincia, lo que motiva a seguir recomendando el uso del chaleco reflectante y pidiendo la máxima precaución a conductores y peatones». 

Diferencias por edad, tipo de vía y causa del accidente

En lo que se refiere al tipo de vía, la subdelegada hizo hincapié en que, en el 2023, todos los accidentes con fallecidos ocurrieron en carretera convencional, siendo los turismos los más implicados con respecto a otros medios de desplazamiento como motos o camiones, pues un 69% de las víctimas mortales viajaban en coche. En cuanto a la edad, el 59% de las personas fallecidas tenían menos de 25 años, y el 88% fueron varones.

Los accidentes en los que fallecieron menores se produjeron en puntos de toda la provincia. El más recordado fue el de Xove, ocurrido en abril, donde cuatro jóvenes de entre 17 y 19 años murieron cuando volvían de una fiesta. En julio, un tren arrolló un coche en el que viajaban tres jóvenes trabajadores en Lugo. El conductor y un ocupante, de 19 y 21 años y de origen leonés, fallecieron. También perdieron la vida ese mismo mes dos jóvenes de 18 y 19 años en Chantada, tras intentar esquivar a un jabalí que se les cruzó por delante. El último caso fue el de una camarera de 23 años que murió en Viveiro en un suceso que dejó dos heridos graves, compañeros suyos.

La primera causa de los siniestros mortales fue la distracción (45% en 2023, frente al 53% en 2022), seguida de la velocidad excesiva o inadecuada (27% en 2023 con respecto al 18% en 2022).

En el conjunto de los accidentes con víctimas, la distracción también figura como causa principal en un 32% de los casos, seguida de la velocidad excesiva o inadecuada (18%) y el cansancio o el sueño (14%).