Detenidos cuatro vecinos de Lugo por estafas en el Camino de Santiago en nombre de Cruz Roja o Cáritas

LA VOZ LUGO

LUGO

Los supuestos estafadores recorrían el camino a pie y en sentido contrario
Los supuestos estafadores recorrían el camino a pie y en sentido contrario GUARDIA CIVIL

Quedaron en libertad tras negarse a declarar ante la jueza de Sarria. Podrían estar ingresando unos 5.000 euros mensuales que les quitaban a los peregrinos

25 oct 2022 . Actualizado a las 14:50 h.

La Guardia Civil detuvo este lunes a cuatro integrantes de una banda criminal como supuestos autores de un delito de estafa continuada contra los peregrinos a su paso por el Camino Francés. Son vecinos de Lugo, de entre 20 y 50 años, que se hacían pasar por miembros de entidades como Cruz Roja o Cáritas para pedir donativos. Podrían estar ingresando mensualmente unos 5.000 euros.

La jueza de Sarria dictó su puesta en libertad en la mañana del martes. Están acusados de un delito de estafa continuada y otro de pertenencia a organización criminal. Todos se acogieron a su derecho a no declarar ante la magistrada.

Los grupos de estafadores en el Camino de Santiago son un problema constante de la ruta jacobea, que es denunciado cada año. Este 2022, año récord de peregrinos, la Guardia Civil detectó un aumento inusual de llamadas advirtiendo de la presencia de supuestos colaboradores de entidades benéficas que solicitaban donativos de manera insistente y entorpecían el paso de los caminantes. Se presentaron quejas y denuncias desde distintos puntos de España, entre las que la Guardia destaca la presentada por el representante en la provincia de una entidad benéfica.

En ocasiones anteriores, se habían hecho pasar por organizaciones de sordomudos, pero en esta ocasión actuaban en nombre de Cruz Roja o Cáritas.

Así actuaban

Los agentes intensificaron la vigilancia en el Camino y activaron un dispositivo específico de investigación, consiguiendo identificar a un grupo estructurado y organizado, compuesto por cuatro personas de origen rumano residentes en la ciudad de Lugo. Las labores de cada uno de los integrantes del grupo «están perfectamente definidas».

Las mujeres se dedicaban a pedir donativos y a ocultar las ganancias obtenidas en su ropa interior para dificultar la labor policial y, mientras, los hombres realizaban labores de vigilancia. En ocasiones, cuando detectaban a mujeres o personas mayores que realizaban el Camino en solitario o en grupos reducidos, les cortaban el paso para intimidarlas para que colaboraran en su supuesta causa benéfica.

Ganancias incautadas al grupo de estafadores que actuaba en Sarria o en Palas de Rei
Ganancias incautadas al grupo de estafadores que actuaba en Sarria o en Palas de Rei GUARDIA CIVIL

El grupo actuaba en tramos del Camino Francés con gran presencia de peregrinos, concretamente entre Sarria y Paradela y entre Palas de Rei y Melide, en sendas de difícil acceso para los coches. Las recorrían a pie y en sentido contrario. Operaban mayoritariamente en horario de mañana, aunque en ocasiones llevaban comida y cámping-gas para comer en el Camino y continuar su actividad delictiva por la tarde. Para hacerse pasar por las entidades benéficas, los miembros llevaban documentos o ropa con logos identificativos. Esta actividad se convirtió en el modo de vida de los estafadores y la Guardia Civil estimó que al mes podrían recaudar unos 4.000 o 5.000 euros. 

Los cuatro miembros de la banda fueron detenidos por supuestos autores de los delitos de estafa continuada, falsedad documental e intrusismo.

La Oficina Móvil de Atención al Peregrino de la Guardia Civil, en Sarria.

Detenidos dos vecinos de Lugo por estafar a peregrinos haciéndose pasar por miembros de entidades benéficas en Palas de Rei

La Voz

La Guardia Civil anunció este miércoles la detención de dos ciudadanos, ambos vecinos de Lugo, como supuestos autores de los delitos de falsedad documental, estafa, intrusismo y coacciones, por hacerse pasar por miembros de organizaciones benéficas en el Camino de Santiago, a su paso por la provincia de Lugo, una actividad con la que recaudaban de forma fraudulenta unos 1.500 euros mensuales.

Según la Guardia Civil, los hechos sucedieron este martes en un tramo del Camino, a su paso por el municipio de Palas de Rei, concretamente en la parroquia de Carballal, cuando un grupo de peregrinos avisó a los agentes que vigilan la ruta xacobea de que varias personas interrumpieron su marcha y les pidieron dinero de forma insistente.

Seguir leyendo