Carlos Cabezas, exjugador y embajador del Unicaja : «El Pazo es uno de los pabellones que más aprieta; se respira baloncesto»

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

Campeón del Mundo con la selección española en el año 2006, valora la temporada de su equipo negativamente: «Ha sido decepcionante, va a haber una reconstrucción total»

14 may 2022 . Actualizado a las 22:55 h.

Para Carlos Cabezas (Málaga, 1980), el Unicaja no es un club: es su hogar. Tras once años en el equipo, del 1998 al 2009, regresó en el 2021 para retirarse allí. Campeón del Mundo con la Generación de Oro de los Pau Gasol y compañía en Japón en el año 2006, el fantástico base andaluz es ahora embajador del club de su vida, el Unicaja. Mañana, a las 18.00 horas, cerrarán una temporada decepcionante en el Pazo ante el Breogán. Un equipo que, contra todas las expectativas del principio de la campaña, terminará el curso por encima de los malagueños.

—¿Qué recuerdos tiene de jugar en Lugo?

—Miro atrás y veo a Charlie Bell o a Pete Mickeal. El Pazo siempre ha sido una caldera y el Breogán, siempre que ha estado en ACB, ha tenido unos jugadores fantásticos. Me alegré mucho hace dos temporadas cuando ascendieron. Tengo muchos amigos en Lugo y me gusta venir todo lo que puedo.

—¿Qué le parece la temporada de los celestes?

—Estupenda, sobre todo la primera vuelta. Cuando jugaban en casa, aún más. El Pazo es uno de los pabellones que más aprieta de toda la liga, y en Lugo se respira baloncesto en cada calle. Al final han tenido muchas lesiones y han llegado algo justos al último tramo, pero el año al completo es de sobresaliente.