Isabel Cendán, procuradora y profesora de Instagram: «Mi cuenta creció tanto que me replanteé mi trabajo»

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

Isabel Cendán, con 45 años, compagina su trabajo de procuradora con el asesoramiento en redes
Isabel Cendán, con 45 años, compagina su trabajo de procuradora con el asesoramiento en redes Graciela Vilagudin Photography

La lucense da cursos para triunfar en la red social a sus más de 40.000 seguidores y ya se adelanta: «En cinco años todas las empresas tendrán que estar en el metaverso»

11 may 2022 . Actualizado a las 20:59 h.

Se define como curiosa y emprendedora, que fueron las dos características que la hicieron complementar su trabajo de procuradora en el juzgado de Lugo con ser bloguera y, desde el 2017, profesora de Instagram. Isabel Cendán enseña desde Lugo a sus más de 40.000 seguidores los trucos para crecer en esta red social a través de cursos y clases en directo a las que se apuntan hasta 100 personas. «Yo soy una excepción en el asesoramiento en redes sociales porque no es mi trabajo a jornada completa, aunque eso me diferencia. Es la muestra de que la redes deben ser compatibles con tu vida».

Cendán empezó su trayectoria en Internet en el 2009: «Me hice un blog porque hacía tocados y bisutería». Los usuarios fueron llegando a la página web de la lucense y comenzaron a hacerle pedidos. «Llegó un punto que tuve que parar porque con mi bebé y el trabajo no daba hecho», cuenta. Sin embargo, el blog le llevó a interesarse por otra de sus pasiones, la fotografía. «Hice bastantes cursos para formarme y cuando lanzaron Instagram me puse a usarlo para mis fotografías».

A la lucense le entró curiosidad por saber cómo la gente conseguía muchos seguidores y así hacía que triunfase su cuenta, por lo que decidió informarse y hacer cursos con grandes «instagrammers». «Ahora hay mucha gente que da consejos pero en aquel momento era todo muy secreto, nadie contaba su estrategia ni sus trucos», asegura. Sin embargo, ella decidió seguir otra línea: «Quizá porque ya tenía otra profesión y me gusta compartir, empecé a enseñar cómo hacer ciertas publicaciones o cómo utilizar algunas aplicaciones». La lucense vio que esa información era demandada y que sus publicaciones funcionaban así que en el 2017 decidió hacer un curso propio: «Siempre fui muy emprendedora así que me lancé, me dije: ‘si vendo pocos pues son los que vendo, no pasa nada». Pero @isaxanela, su cuenta, llegó mucho más lejos de lo que se imaginaba.