«La tríada de los accidentes son el alcohol, la velocidad y las distracciones»

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO

El teniente del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Lugo José Manuel Santiso, frente a la foto de su amigo fallecido por ELA Germán Macía.
El teniente del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Lugo José Manuel Santiso, frente a la foto de su amigo fallecido por ELA Germán Macía. OSCAR CELA

El teniente de Tráfico José Manuel Santiso insiste en que solo cumplirá su objetivo «cuando no muera nadie»

12 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En su currículo figuran destinos que casi recorren toda España: Madrid, las Islas Canarias, Asturias... Sin embargo, su destino le acabó llevando a Galicia. Tras pasar por Oleiros o Sarria, ahora ejerce como teniente del subsector de Tráfico de la Guardia Civil en Lugo. José Manuel Santiso posa en su despacho, sonriente, justo delante de una foto que tiene con su amigo Germán Macía, agente de Tráfico en Monforte y fallecido en el año 2019 víctima de la esclerosis lateral amiotrófica.

«Lugo es una provincia con varios detalles que hacen que la conducción deba ser algo diferente a la de otras regiones, pero los consejos generales son los mismos». Insiste en que «el problema del frío y la nieve solo se da en puntos de mucha altitud y durante pocas semanas del año, por ejemplo», explica.

Así resume sus recomendaciones el teniente, que incide en que «hay irresponsabilidades como la falta de uso del cinturón, del chaleco reflectante o del casco que, aunque parezcan superadas, todavía causan heridos graves y muertos en las carreteras», afirma, contrariado. Según él, hay tres factores que se deben evitar en todo momento: el consumo de alcohol y drogas, el exceso de velocidad y las distracciones. Esas son, en su opinión, «la tríada de los accidentes en la carretera».

Con respecto a la función que realizan desde Tráfico, hace hincapié en la dificultad que tienen para cubrir toda la superficie de Lugo. «Es de las provincias con más kilómetros de carretera de España. Por mucho que lo intentemos, es imposible que acudamos a cada carretera secundaria o camino de Lugo para comprobar que está en buen estado. Por eso es tan importante que sean los conductores quienes realicen las tareas de prevención para evitar accidentes», afirma.

En cuanto a esto último, Santiso explica que «la gente conoce la ley, pero piensa que no le va a pasar nada, y dicen que ellos nunca van a tener un accidente por ir con el móvil». El teniente insiste en que hay que tener los cinco sentidos puestos en la conducción, ya que «aunque quites la vista de la carretera para mirar la hora en un teléfono que tienes enganchado en un soporte, sigue siendo un delito, porque te estás poniendo en peligro a ti y a los demás».

Termina el agente insistiendo en que queda mucho por hacer. «Solamente me quedaré tranquilo cuando no haya fallecidos en las carreteras de la provincia de Lugo», sentencia.

Once muertos en las carreteras de Lugo el año pasado, casi la mitad en salidas de la vía

Las carreteras de Lugo se llevaron las vidas de once personas durante el año 2021. Se trata de un decrecimiento con respecto a los años anteriores. Concretamente, en el año 2019, habían muerto 17 personas en accidentes de tráfico; dato que bajó en el 2020 hasta los 12. El año pasado rebaja todavía más esa cifra, según comenta el teniente Santiso, «porque aún no estamos en los niveles de afluencia de coches en circulación de la época prepandemia». El 47,5 % de los fallecidos murieron en una salida de vía. Las siguientes causas más frecuentes son las colisiones (22,5 %), los atropellos (22,5 %) y los choques por alcance (7,5 %).

En el 2021, 39 personas fueron hospitalizadas tras accidentes de tráfico, ocho menos que en el 2020 y diez menos que en el año anterior. Los motivos de estos incidentes, en los que hubo muertos o heridos graves, se debió una de cada tres veces a las distracciones al volante, aunque seguido de cerca por el exceso de velocidad. El informe al que ha tenido acceso La Voz afirma que este factor «no solamente provoca accidentes, sino que está relacionado de manera directa con la gravedad de sus consecuencias».

Finalmente, Tráfico destaca que «en un porcentaje importante de accidentes con víctimas, intervino solamente un vehículo, cifra que ha superado el 72 % en los siniestros mortales».

Un peatón equipado con chaleco reflectante cruza una carretera cerca de Santiago.

La Guardia Civil eleva la presión sobre los peatones que no utilizan chaleco

josé manuel pan

Son los usuarios más vulnerables de la carretera, y en caso de accidente llevan siempre la peor parte. Los peatones son una gran preocupación para los responsables de la seguridad vial en todas las carreteras de España, pero de manera especial en las de Galicia. No es para menos. La dispersión poblacional y el entramado de carreteras, pistas vecinales y caminos complican la seguridad vial en Galicia. Lo ratifican los datos de siniestralidad de la Dirección General de Tráfico. El pasado enero murieron 11 peatones en el conjunto de España, y 2 de esos atropellos mortales ocurrieron en carreteras gallegas. Hubo incluso un tercer fallecido en las afueras de Vigo, que la DGT no contabilizó en su balance provisional porque se produjo en demarcación de la Policía Local y ese registro inicial solo recoge accidentes mortales en vías interurbanas.

Seguir leyendo