Así será la peatonalización de la Calzada da Ponte: un lavado de cara al barrio que mira hacia el río Miño

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

La histórica calle de Lugo será renovada de manera íntegra y acondicionada con espacios de descanso y socialización por un importe de 1,6 millones de euros. Ya no se podrá utilizar la salida a la N-VI

11 oct 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

La ciudad de Lugo continúa firme en su transformación hacia la humanización y la sostenibilidad. Esta vez, es el turno del histórico barrio A Ponte, cuyos vecinos denunciaron su abandono en los últimos años. La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, junto al concejal Miguel Fernández anunciaron que esta misma semana se dará luz verde a la peatonalización de la Calzada da Ponte. La arteria principal del barrio y una de la salidas más concurridas de la ciudad vivirá un lavado de cara. La obra afectará a 642 metros y saldrá a licitación este viernes por un importe de 1,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

El proyecto se realizará desde los pies de A Ponte Vella hasta la rúa Santiago. Además, se acondicionará la explanada frente al puente, el acceso al ramal de Volta da Viña, el camino de acceso al balneario y la zona del ramal de la N-VI, por el que ya no se podrá acceder a la carretera nacional. Se incluirá la renovación de las escaleras y la reducción de la inclinación de las rampas. En todas estas ubicaciones no podrán transitar los vehículos, excepto en la explanada del puente, adonde solo podrán acceder los residentes y los usuarios del aparcamiento que da inicio al paseo fluvial. En la propia calle, se conservarán plazas de aparcamiento para los habitantes que no tienen garaje, algo más demandado en la zona próxima a la Ronda do Carme. Los lugares para estacionar se diferenciarán con colores.

Renovación de la imagen

Para la peatonalización de la principal calle de A Ponte será esencial cambiar totalmente la imagen de la vía. El firme será renovado en su totalidad y se realizará un trabajo íntegro de saneamiento. «Unificarase todo o pavimento porque está moi deteriorado polo pasos dos anos», explicó Méndez. Uno de los elementos en los que el gobierno local puso el foco es en los pasos inferiores. Serán acondicionados con pintura blanca y decoración de madera para sustituir la pared gris que está al desamparo de las pintadas callejeras. Por otra parte, se enterrará todo el cableado de iluminación, telefonía y baja tensión, que actualmente está a la vista en casi toda la calle. De hecho, en el inicio, junto al puente romano y la zona de ocio y hostelería, numerosos cables afean la zona colgando de unos edificios hasta los de enfrente.