La Mostra Arte San Froilán da un respiro al sector artesano

Laura López LUGO / LA VOZ

LUGO

Carlos Castro

Los profesionales están esperanzados por la afluencia de público, las ventas y los encargos que están recibiendo en Lugo

10 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El San Froilán de la nueva normalidad, que está llenando calles y atracciones, está dando también un respiro a uno de los sectores más castigados por la pandemia: el de la artesanía. Con la cancelación de buena parte de las ferias artesanas, que son la principal plataforma de venta de los profesionales, esta nueva edición de la ya clásica Mostra Arte San Froilán se ha convertido en una gran oportunidad para dar un impulso a las ventas y, sobre todo, para darse a conocer entre el público y sumar nuevos encargos ahora que se avecinan meses con pocos eventos de este tipo. Ana Novo, de Tres Caracoles, afirmaba ayer que están registrando mucho más público que el año pasado: «Ao haber atraccións, iso fai que saian máis as familias, e nótase», comenta. Las ventas también han mejorado: «A estas alturas xa vendín o mesmo que en toda a feira o ano pasado», contaba esta profesional del cuero, que elabora desde cinturones, hasta gorros, pasando por billeteras o bolsos, y todo con una materia prima 100 % nacional. Lo mismo opina Miriam Fernández, tejedora de Fusaiola: «A xente vén con moitas ganas de ver artesanía». En su caso, tienen mucho éxito las carteras, llaveros, bolsos, fundas de cojines y hasta faltriqueiras.

La vuelta a la normalidad en cuanto a la celebración de ferias de artesanía es esencial para un sector que no acaba de encajar en la venta on-line: «Coa pandemia tivemos que buscarnos a vida e destinar máis esforzos á venda en liña, pero a artesanía non ten moita saída, á xente gústalle ver os traballos en persoa. No meu caso, ampliei os puntos de venda en tenda e en liña», señala Novo. Una opinión que comparte Fernández: «Nós traballamos moito por redes sociais, pero o público quere ver os produtos e tocar as texturas, así que na pandemia aproveitamos para facer moito stock», cuenta.

Para Marga Portomeñe, artista del cartón piedra y creadora de cabezudos, es la primera vez en Arte San Froilán y no puede estar más contenta: «Nas feiras é onde vendes e te dás a coñecer. No meu caso, ademais, traballo moito por encarga e moita xente está levando tarxetas». Reproducciones a pequeña escala de los gigantes de Rábade o de Ribadeo son algunas de las piezas que más está vendiendo porque la gente las quiere como recuerdo. Pero también tiene réplicas de máscaras romanas; las «Maruxas» con diferentes productos de las ferias; las «Esperanzas», que son mujeres embarazadas; el matrimonio Arnolfini; los «Portomeñecos» o reproducciones de distintos personajes...