Desde secuestros hasta marchas voluntarias: las autoridades todavía buscan a 29 lucenses desaparecidos

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

El sargento Jesús Castro, de la sección de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo.
El sargento Jesús Castro, de la sección de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo. CARLOS CASTRO

La Guardia Civil podría mantener vivas las búsquedas hasta 110 años después de la fecha de la denuncia

14 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Es realmente frustrante cuando estos casos terminan con un fallecido». Así definen los agentes de policía la implicación que llegan a tener en algunas de las operaciones más tensas con las que tienen que trabajar: las desapariciones. Este tipo de sucesos, aunque se resuelven casi siempre con un resultado positivo, puede llegar a significar un grave problema para todos los afectados.

«Tuvimos 420 alertas de desapariciones en Lugo en los últimos diez años. Eso son 42 cada año, una casi cada semana. Todavía tenemos tres activas dependientes de esta comisaría. Es un trabajo enorme». Son palabras de Héctor Pérez, encargado del área de Delincuencia Especializada y Violenta de la comisaría de la Policía Nacional de Lugo. Tras haberse enfrentado a docenas de investigaciones de este tipo, explica que «nueve de cada diez se tratan de desapariciones voluntarias, personas que se separan de su familia motu proprio y sin avisar».

Héctor Pérez, inspector de la UDEV de la Policía Nacional de Lugo.
Héctor Pérez, inspector de la UDEV de la Policía Nacional de Lugo. Óscar Cela

La coordinación que se lleva a cabo con la Policía Local o la Guardia Civil, pero también con entes de enorme calado internacional, como la Interpol o autoridades extranjeras, es «vital» para encontrar a muchas de las personas que figuran en este registro. «Uno de los casos más recientes es el de una ciudadana francesa que echaron en falta en Lugo y la encontró la Ertzaintza en el País Vasco, o el de una mujer con problemas mentales que desapareció en Murcia y la encontramos aquí. Esta colaboración es vital».