Carmen Sarmiento, directora del instituto de Monterroso: «La reducción del profesorado va a afectar a la salud de docentes y alumnos»

PAULA ARROJO / M.G. LUGO / LA VOZ

LUGO

ÓSCAR CELA

La Consellería de Educación pretende prescindir de cuatro docentes de cara al próximo curso 2021-2022, lo que supondría un aumento del ratio de alumnos por clase, entre otras consecuencias

21 ago 2021 . Actualizado a las 20:07 h.

A finales de julio, la Consellería de Educación informó a la directiva del IES Monterroso de la intención de prescindir de cinco de sus profesores de cara al próximo curso 2021-2022. Tras la reclamación del centro educativo, la cifra se redujo a cuatro. «Quiero imaginar que detrás de esta decisión hay una buena razón, imagino que económica, pero no nos la han dado. Hemos recibido la noticia demasiado tarde, sin previo aviso ni opción a respuesta», relata Carmen Sarmiento, la directora del instituto.

La principal consecuencia de la reducción del equipo docente es el aumento del número de alumnos por clase, desaconsejable en el contexto pandémico en el que nos encontramos. La alternativa de la Consellería para mantener la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias es la instalación de mamparas en todas las aulas. «Podemos funcionar con esta propuesta, pero a costa de que el profesorado tenga más grupos que atender con un ratio mayor de alumnos con necesidades de atención a la diversidad y sin reducciones horarias para realizar otras labores relacionadas con la organización de programas de innovación educativa como Edixgal o PLAMBE. Después del estrés psicológico del curso pasado, es ingenuo pensar que esto no va a afectar negativamente a la calidad de la enseñanza y a la salud de la comunidad educativa, y también al nivel con el que esta generación va a dejar el centro», lamenta Sarmiento.

Otras consecuencias de la pérdida de cuatro miembros de la plantilla son la desaparición de la división por áreas del patio, para mantener los grupos burbuja; la reducción del número de horas de biblioteca; la ausencia de atención a la diversidad en materia de lenguas extranjeras para los alumnos de PMAR; o el fracaso de los programas para la mejora de la igualdad y de la convivencia en el centro.