La policía desaloja dos casas allanadas en Lugo y los okupas se trasladan al Pazo da Fervedoira

María Guntín
maría guntín LUGO / LA VOZ

LUGO

ALBERTO LÓPEZ

Los echaron de unas viviendas de la calle Adolfo Suárez, pero decidieron reubicarse en esta casa señorial asaltada hace un año

15 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La mudanza más próxima y sencilla de la historia. Así podría definirse lo ocurrido esta semana en la calle Adolfo Suárez de Lugo. Después de que la Policía Nacional desalojase a un grupo de okupas que residía en varias viviendas semirruinosas situadas a la altura de los números 108 y 110 de una de las arterias principales del barrio del Sagrado Corazón, los allanadores se reubicaron de inmediato en el Pazo da Fervedoira, ubicado en la misma calle y a poco más de un kilómetro de distancia. Allí residen en la actualidad varias familias que asaltaron este antiguo prostíbulo hace un año. Desde entonces se han ido sumando moradores a esta casa señorial.

En Adolfo Suárez eran dos las casas ocupas y que actualmente no lo están por el deterioro que presentan. Explican algunos residentes que las entradas y salidas en dichas viviendas son constantes desde hace años.

Precintadas

La Policía Local de Lugo precintó estas dos casas de Adolfo Suárez en el pasado mes de mayo para evitar que pudiesen poner en riesgo la vía de los allanadores. Desde el consistorio explican que presentan un estado muy deteriorado y que por aquel entonces ya había okupas en el edificio. Fuentes policiales aseguran que algunos de los allanadores decidieron por aquel entonces abandonar la vivienda por decisión personal y ante el temor de que el tejado se viniese abajo y originase una tragedia.