Oleada de abandonos y casos de maltrato animal en Lugo: desde gatos en contenedores a perros golpeados  en plena calle

Un hombre denunció ante el Seprona a la protectora de la ciudad por devolver a su dueño un perro que arrastraba un gran tumor

Agosto trae consigo una avalancha de casos de maltrato animal y abandonos. Desde gatos que aparecen de noche dentro de contenedores esparcidos por la ciudad a dueños que pegan a sus animales al sacarlos de paseo. Explicaban estos días desde la Protectora de Animales y Plantas de Lugo que la situación empieza a rozar la saturación. Mientras, el albergue espera, como hace desde hace años, su ansiado traslado con la esperanza puesta en que la obra permita que los animales que recogen y que en ocasiones pasan años dentro de sus instalaciones tengan unas condiciones más dignas en las que vivir.

Un discapacitado, denunciado

La asociación Ayuda Alimentaria Animalista denunció el caso de un hombre con discapacidad y en silla de ruedas que pegaba a su perro al salir de paseo. Las imágenes fueron captados por algunos vecinos, que también denunciaron el caso a través de las redes sociales. Los hechos se producían con cotidianidad en la calle San Xillao y fue esta asociación sin ánimo de lucro la que dio la voz de alarma y permitió que se incautase el animal esta semana. El perro, de pequeño tamaño, no presentaba heridas, pero es probable que tenga derrames internos como consecuencia de los puñetazos y golpes. Vecinos de la zona relataban que la situación de maltrato e evidente desde hace tiempo y el propietario llegó a reconocer los hechos. La entidad agradece a los agentes de Medio Ambiente su labor y asegura que la policía local no hizo nada tras recibir la llamada que alertaba del presunto maltrato.

Perro rescatado gracias a la asociación Ayuda Alimentaria Animalista
Perro rescatado gracias a la asociación Ayuda Alimentaria Animalista

Denuncia a la protectora de la ciudad por devolver a su dueño un perro que arrastraba tumores y vagaba por las afueras de Lugo

Un hombre denunció este viernes ante el Seprona a la Protectora de Animales y Plantas de Lugo al considerar que podía haber un procedimiento irregular tras una recogida que realizó. El denunciante dio la voz de alarma esta semana al encontrarse en las inmediaciones del Parque Empresarial das Gándaras a una perra que arrastraba un gran tumor y presentaba además una herida en el cuello.

«Cuando me encontré con el animal llamé a la policía de Lugo, que hizo caso omiso; entonces, me puse en contacto con la protectora de Lugo, que vino a recogerla».

Animal con tumores que la protectora devolvió a su dueño
Animal con tumores que la protectora devolvió a su dueño

Sin embargo, y a pesar del estado que presentaba la perra, se la devolvieron a su dueño, cuenta el testigo, que dice que se vio obligado a denunciar al albergue al considerar que no realizaron la investigación y el diagnóstico pertinentes antes de devolver el animal a su dueño. Asegura el denunciante que la perra presentaba síntomas de deshidratación y desnutrición. Añade que desde el Seprona le confirmaron que investigarían la situación para determinar si se produjo o no alguna irregularidad.

La protectora explicó que, según le transmitió el propietario, la perra se había escapado de una finca, que tenía microchip y que no podía ser operada por su longevidad y al suponer la intervención un riesgo.

Un cachorro de cuatro meses haciendo el Camino con una uña seccionada

Hace unos días una persona residente en Portomarín dio la voz de alarma al encontrarse con un peregrino que arrastraba a un pequeño cruce de American Bully. El animal tenía varias uñas destrozadas y caminó tras la bicicleta de su dueño desde Astorga y hasta la localidad lucense. «Tenía una uña seccionada de raíz, las almohadillas con ampollas y agujeros, además de un bulto en el cuello», cuenta la persona que consiguió hacerse con el cachorro, que apenas tenía cuatro meses. Además, algunos testigos manifestaron que cuando el perro dejaba de andar, el caminante le pegaba para incitarlo a seguir.

En el Camino los problemas de coexistencia entre peregrinos y perros se suceden año tras año. A veces los canes, que están sueltos en las aldeas en las que apenas circulan coches, siguen a los caminantes y luego no saben cómo regresar a sus casas. Los peregrinos, por su parte, piensan que están perdidos, por lo que deciden arrastrarlos e intentar reubicarlos.

Investigan a una animalista de Lugo que tenía más de 17 perros que ahora están muertos o desaparecidos

María Guntín
Foto de archivo de la protectora de Lugo
Foto de archivo de la protectora de Lugo

Varios de los animales estaban en la protectora de Lugo, que denunció los hechos al no tener noticias de los canes

La Fiscalía Provincial de Lugo investiga a una lucense que fue denunciada por la Protectora de Animales y Plantas de Lugo. La mujer llegó a tener más de 20 perros y los informes que llegaron hasta el juzgado recogen que en menos de un año, al menos 17 de los canes están muertos o continúan en paradero desconocido hasta el momento.

Los fiscales especialistas de Medio Ambiente tramitaron diligencias tras recibir la denuncia de la sociedad, que dio en acogida ocho perros a la investigada. Seis de los canes han muerto, según han podido comprobar en el juzgado y tras recibir la documentación facilitada por la sociedad lucense. Además, hay 11 animales que también podrían estar muertos o en paradero desconocido. En total, las pruebas preliminares demuestran que a nombre de la investigada figuran al menos 24 perros que adoptó o acogió temporalmente.

Seguir leyendo

Votación
1 votos
Comentarios

Oleada de abandonos y casos de maltrato animal en Lugo: desde gatos en contenedores a perros golpeados  en plena calle