Fracasa la mesa de diálogo entre CHMS y Fluvial por la polémica piscina infantil

Lucía Blanco / M. G. LUGO / LA VOZ

LUGO

En la reunión estuvieron los presidentes del Club Fluvial y de la CHMS, además de técnicos, comisarios y jefes de servicios
En la reunión estuvieron los presidentes del Club Fluvial y de la CHMS, además de técnicos, comisarios y jefes de servicios ALBERTO LÓPEZ

La Confederación reiteró, tras horas de reunión, que tiene que ser eliminada

20 jul 2021 . Actualizado a las 09:56 h.

La reunión de ayer celebrada entre el Club Fluvial y la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) discurrió sin muchas novedades, pues desde la CHMS apuntaron a la necesidad de presentar una tercera y nueva propuesta por parte del Club Fluvial tras la retirada de la concesión para ocupar suelo junto al río. Tras el encuentro, Tito Valledor, presidente del Club Fluvial, apuntó a la necesidad de una reunión interna para «analizar las conclusiones que hemos sacado».

La asamblea tuvo lugar desde una «predisposición total de explicar e clarificar todos os aspectos á directiva do Club Fluvial», señaló José Antonio Quiroga, presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, «para que no tengan dudas en el caso de que el club decida presentar una nueva solicitud». Sin embargo, recalcó que esta sería una solicitud en «concurrencia competitiva» por lo que otras entidades también pueden solicitarla, como ya ocurrió en 2019 cuando el proyecto de la histórica sociedad lucense fue denegado, así como la presentada por Ecologistas en Acción por no reunir los requisitos reglamentariamente establecidos, al carecer de documento técnico o proyecto. Las dos solicitudes anteriores, la del 1998 por la cual el Club se hizo con la concesión para 20 años; y la del 2018, a la que también aspiraron Forus y Adega, decayeron, por lo que ahora se tramita la extinción del permiso.

La Confederación aseguró en la reunión, en la que también participaron el comisario, Xuan Novoa; el jurídico, Iván Quintana y el jefe de servicio, José Manuel Blanco, que están más que predispuestos a otorgar «unha concesión e acabar con esta problemática que se ven suscitando en torno ao dominio público hidráulico». Pero la piscina fue de nuevo motivo de conflicto. Aunque la infraestructura suponía, según Quiroga, una de las dudas del Club, la CHMS aseguró que su eliminación sigue siendo uno de los requisitos indispensables.