Interceptado cuando circulaba por la N-VI en Lugo a 149 km/h en un tramo de 60

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

El coche interceptado en la N-Vi, a la altura de Lugo
El coche interceptado en la N-Vi, a la altura de Lugo GUARDIA CIVIL

El interceptado podría enfrentarse a un delito penal, castigado con hasta 2 años de cárcel, ya que superaba en más de 80 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida en una vía interurbana.

18 jul 2021 . Actualizado a las 23:15 h.

La Guardia Civil anunció este domingo que una patrulla había interceptado a un conductor que circulaba a 149 kilómetros por hora en un tramo limitado a 60. El suceso se produjo a las 19.40 horas, en el km. 507,400 de la carretera N-VI (Madrid - A Coruña).

La Benemérita anunció que el hombre que pilotaba ya está siendo investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. «De todo lo actuado se dará cuenta al Juzgado mediante la remisión del preceptivo atestado policial», concluyen.

El interceptado podría enfrentarse a un delito penal, castigado con hasta 2 años de cárcel, ya que superaba en más de 80 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida en una vía interurbana. 

Los tres vehículos cazados, parados en el arcén en una de las salidas de la A-54.

La Guardia Civil sorprende a tres conductores circulando a casi 200 kilómetros por hora en el mismo punto de la A-54, en Lugo

André S. Zapata

Entre las 17.30 y las 20.30 horas, en el marco de un Dispositivo Operativo Masivo (DOMA), agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Lugo realizaron un control en el kilómetro 12 de la autovía A-54 (Lugo-Santiago), en sentido decreciente y termino municipal de Lugo.

En este control, la Benemérita detectó tres delitos contra la seguridad vial por exceso de velocidad, el primero de ellos a las 19.15 horas, al circular un turismo a 196 kilómetros por hora en una zona limitada 100. Posteriormente a las 19.38 horas, y en el mismo punto, fueron dos los turismos cuyos conductores cometieron un idéntico ilícito penal, al ser sorprendidos circulando a 206 y 191 kilómetros por hora. Según fuentes policiales, no se puede hablar de carreras ilegales, sino más bien de un «posible pique» que estos dos conductores podrían haber tenido y que provocó que alcanzasen esas velocidades.

Seguir leyendo