Un joven de 24 años se enfrenta a seis meses de cárcel por hacer derrapes en el leiraparking del HULA

LA VOZ LUGO

LUGO

Fotograma del vídeo cedido por la Policía Local en el que se oberva al vehículo derrapando en la pista de tierra
Fotograma del vídeo cedido por la Policía Local en el que se oberva al vehículo derrapando en la pista de tierra

La Policía Local también instruyó diligencias contra su padre, que estaba presente y grabando las maniobras de conducción temeraria

16 jul 2021 . Actualizado a las 11:35 h.

La Policía Local de Lugo recibió a las 08.50 horas de este jueves una llamada de un ciudadano alertando de que en el leiraparking del HULA un turismo estaba realizando derrapes y trompos poniendo en riesgo la integridad de las personas usuarias de estacionamientos. 

Los agentes se trasladaron inmediatamente, pero el vehículo ya no se encontraba en el lugar. El testigo que había alertado a la policía, les trasladó la marca, el modelo y la matrícula del coche además de una grabación con las maniobras que estaba realizando, en la que se observaba la conducción temeraria descrita. El cuerpo policial desplazado realizó una batida por la zona, localizando el turismo en una pista próxima al hospital, sin nadie en el interior. Constataron que no figura en las bases de datos policiales como vehículo sustraído y procedieron a retirarlo y trasladarlo al depósito municipal, donde queda inmovilizado.

Sobre las 12.00 horas del mismo día, un joven de 24 años, en compañía de su padre, se presentó en la Jefatura de la Policía Local para recuperar el turismo. Este joven fue reconocido por los testigos como conductor del vehículo que realizó la conducción temeraria en el leiraparking. La policía lo trasladó a la Unidad de Atestados donde se le instruyeron diligencias por delito contra la seguridad viaria en la modalidad de juicio rápido, por lo que se enfrenta a una pena de prisión de seis meses y a dos años de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores. Además, también se le instruyeron diligencias contra el padre por cooperador necesario, por ser titular del vehículo y por estar presente en el momento de la conducción temeraria grabando las maniobras con su teléfono móvil.