Los hosteleros de Lugo, sobre la nueva factura de la luz: «Van facer que pechemos»

María Guntín
María Guntín LUGO / LA VOZ

LUGO

Propietarios de locales de hostelería denuncian la subida en el precio de la luz
Propietarios de locales de hostelería denuncian la subida en el precio de la luz OSCAR CELA

Ya asumen facturas de más de 1.000 euros y temen la subida del 45 %

19 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La nueva tarificación horaria incentiva un consumo más eficiente y los recibos dependen ahora del momento en el que se encienden los aparatos más que del cuánto se consume. Los hosteleros de Lugo anticipan un desastre en el próximo cobro que aún no han recibido. Explican que la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus los ha perjudicado y que esto los «rematará». La hora punta, momento del precio más caro, es de diez de la mañana a una del mediodía y de seis de la tarde a nueve de la noche, precisamente una de las franjas en las que registran un mayor consumo.

Cuenta Ricardo Gómez, responsable del Café Celta, que se siente «afogado»: «Isto é un roubo, ata que nos fagan pechar a porta. A luz xa era cara, e agora vai subir entre un 40 e un 45 % máis. A ver quen aguanta». Añade el hostelero, cuyo bar está en la céntrica plaza de Campo Castillo, que él se enfrenta a una doble subida puesto que tiene otro local en la ciudad. «As horas están pensadas para fastidiar. Póñeno barato cando non se consume, e iso é que se rin de nós», constata Gómez, que recuerda que toda la maquinaria que tiene es eléctrica. El hostelero paga sobre 1.000 euros de luz al mes.

«Intentamos cocinar de noche»

Roi González, al frente de dos negocios de hostelería en la ciudad amurallada y a punto de abrir un tercero, dice que aún no es consciente de «cómo será el subidón». Coincide con su compañero al decir que la maquinaria de los locales consume mucho: «Intentamos evitar las horas punta cocinando por la noche, por ejemplo, pero es imposible esquivarlas. Las máquinas de frío, por ejemplo, funcionan las 24 horas y en nuestro caso, tenemos muchas».

González dice que un mes normal paga en torno a 700 euros de luz. «Estamos todos igual y la subida nos afecta de una manera u otra. Somos un sector azotado por el coronavirus, y ahora esto...», subraya.

Otro empresario de la ciudad, que prefiere no desvelar su nombre, explica que «es lo que hay y no podemos hacer nada por cambiarlo, solo nos queda asumirlo, las franjas horarias están pensadas para un uso doméstico y a nosotros nos perjudica». Añade que prefiere «no darle más vueltas» y asegura que lo asume «con resignación», aunque concuerda con sus compañeros de gremio al decir que no le parece lo más sensato «teniendo en cuenta la crisis que sufrimos, porque es echar más leña al fuego».

Entra en vigor la nueva factura: condenados a pagar más por la luz

f. fernández

Si no cambian sus hábitos de consumo, estarán condenados a pagar más en la factura de la electricidad. Porque la nueva estructura de costes regulados incluidos en el recibo que entra en vigor mañana, 1 de junio, penalizará el estilo de vida actual de las familias. La luz será más cara que nunca en las horas a las que acostumbran a estar en casa para realizar las tareas diarias, como cocinar o realizar la colada. Y, al mismo tiempo, más barata que nunca en los momentos de menos consumo, noches incluidas. Así que toca revisar usos y costumbres para contener ese gasto. Tampoco se trata de poner la lavadora o de planchar a las cuatro de la madrugada, pero por ahí va la cosa. Estas son las claves de los cambios que están a la vuelta de la esquina.

Seguir leyendo

La voz de Lugo Monumental

El presidente de la Asociación de Empresarios Lugo Monumental, Luis Latorre, explica que hace poco realizaron un convenio con una empresa que analiza gratuitamente la «situación eléctrica» de los locales», una herramienta que podría servir de ayuda a los hosteleros. «Ahora mismo hay mucha confusión, no se sabe cómo serán los recibos ni cuánto aumentarán las cuantías. A finales de mes se esclarecerá la situación, y esperemos que no sea tarde», añade.

Latorre precisa que las franjas horarias perjudican mucho a los profesionales del sector: «Cabe recordar que la luz sube por factores a veces inexplicables. La situación es insostenible, y lo sabremos cuando llegue la nueva factura».