«Teníamos ganas de que llegase este día, porque ya nos habíamos olvidado de bailar»

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

Hasta 38 jóvenes de Lugo participaron esta noche en la reapertura del ocio nocturno, en el pub Anagrama

12 jun 2021 . Actualizado a las 22:45 h.

En pub Anagrama, junto a la Catedral de Lugo, abrió sus puertas a las nueve de la noche, y en menos de media hora fueron entrando de manera escalonada las 38 personas seleccionadas para disfrutar de la primera noche de ocio nocturno desde hace 15 meses en la ciudad de Lugo

«Teníamos ganas de que llegase este día, porque ya nos habíamos olviado de cómo se baila», explicaba al entrar un grupo de chicas que vivían este momento con ilusión. «Hay que empezar poco a poco, pero hoy vamos a bailar toda la noche, sin dudarlo», señalaban mientras el portero de la entrada les recogió el código QR de identificación, en el que además quedaba constatado que habían realizado una prueba previa de antígenos.

«Es que llegamos a un punto que escuchabas una canción en el supermercado y te emocionabas, cómo no íbamos a tener ganas de entrar hoy en el pub», señala otra joven. «Buf, muchas ganas de entrar, porque llegué a bailar sola en casa», explicaba otra joven.

El pub Anagrama tuvo que acondicionarse para esta ocasión, incluido rescatar del ERTE a los cinco trabajadores. Los grupos invitados, tras un sorteo hecho por el pub lucense, tenían asignada una mesa. Podían bailar pero no consumir en la barra. «Por supuesto que vamos a estar hasta la una de la madrugada, hay que aprovechar cada momento», señalaba un joven antes de entrar en este pub.

Lugo lleva 15 meses sin ocio nocturno y este sábado 12 de junio se ha dado el primer paso para recuperar algo de la esencia de la movida. El Anagrama, uno de los más conocidos en la ciudad, abrió sus puertas, aunque en unas condiciones de control de aforo y de medidas de seguridad que nada tienen que ver con la marcha que muchos hemos conocido.

Fueron 38 las personas de Lugo seleccionadas para poder participar en una de las experiencias piloto que la hostelería gallega, en colaboración con la Xunta, han desarrollado este sábado para ver cómo funciona el regreso a los pubs y discotecas. Los 38 clientes entraron en Anagrama en diferentes tandas. Fueron escogidos ocho agraciados en un sorteo promovido por redes sociales por el propio pub, que a su vez podían invitar a cuatro personas que ellos eligiera.

Una vez dentro, los clientes se fueron distribuyendo a lo largo del local en ocho mesas diferenciadas, alrededor de las que podían estar de pie. La pista estaba abierta al baile, pero los clientes no podían consumir en la barra.

El dueño del local, Damián Carballo, se mostraba muy contento por poder abrir. «Tuvimos que limpiar y acondionar todo, porque fueron muchos meses, pero estamos muy contentos, y además desde la Xunta han sido todo facilidades». Confía en que lo que suceda esta noche sirva de ejemplo y que todos tomen conciencia para que en el futuro puedan abrir más pubs de Lugo y con más aforo y ampliación de horarios.