Lugo y León se unen para difundir la Vía Künig

EFE LEÓN

LUGO

El alcalde de As Nogais, a la derecha, y Javier Gómez Vila, en el centro, con Tomás Álvarez
El alcalde de As Nogais, a la derecha, y Javier Gómez Vila, en el centro, con Tomás Álvarez J. Casares

El alcalde de As Nogais y el historiador Javier Gómez participan en un encuentro con regidores leoneses

13 jun 2021 . Actualizado a las 18:14 h.

Las dos asociaciones existentes en las provincias de León y Lugo centradas en la ruta a Santiago de Compostela que documentó el monje alemán Hermann Küning von Vach con una guía escrita en su idioma en el tramo final de la Edad Media han decidido sumar esfuerzos para conseguir poner en valor y en el lugar que realmente se merece este trazado, todavía muy desconocido.

Künig fue un monje servita del convento de Vach (Vacha), en el actual estado alemán de Turingia, que decidió peregrinar en el siglo XV para visitar la tumba del apóstol Santiago y dejó escrita una guía de su largo viaje -más de 4.000 kilómetros- por territorios que actualmente corresponden a Suiza, Francia, España, Bélgica, Holanda y Alemania.

Con el objetivo de poner en valor el trazado descrito por el monje alemán desde hace años trabajan la Asociación de Amigos del Camino de Künig, con sede en León, y la Asociación de Municipios de Künig de Lugo, que presiden, respectivamente Tomás Álvarez y Jesús Núñez.

Desde el pasado jueves, Álvarez, periodista y escritor, y Núñez, alcalde de As Nogais, han recorrido parte del trazado acompañados por el historiador Javier Gómez Vila, que está dirigiendo el estudio técnico para oficializar el trayecto lucense de Künig y que también preside una asociación denominada 'Vía Künig', y se han entrevistado con el regidores del los municipios por los que discurre para estudiar fórmulas que permitan poner en valor esta ruta.

El viaje se inició el pasado jueves en Trobajo del Camino, en el municipio leonés de San Andrés del Rabanedo, desde los restos del gran crucero gótico que cita Künig, ante el que se dividía la senda jacobea en dos direcciones.

La ruta de la izquierda conducía hacia Astorga y Foncebadón, por Fresno, Villar de Mararife y Hospital de Órbigo, y la de la derecha, el Camino de Santa Marina, llevaba a La Cepeda para alcanzar la entrada al Bierzo sin subir montañas, el paso entre Brañuelas y Cerezal de Tremor.

En ese municipio leonés mantuvieron una reunión con la alcaldesa, Camino Cabañas, para trasladarle la posibilidad de que potenciar el papel del municipio en relación a la peregrinación.

En este sentido, los promotores de la iniciativa propusieron una puesta en valor del crucero que en la Edad Media marcaba las dos vías peregrinas, tal como escribió Künig en su guía jacobea, considerada la primera guía moderna del Camino de Santiago.