A 120 por hora en el puente de los Santos y en otros viaductos de la A-8

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

LUGO

Señla de limitación de velocidad (120 por hora) en la entrada al puente de los Santos
Señla de limitación de velocidad (120 por hora) en la entrada al puente de los Santos PALACIOS

La velocidad en la transcantábrica se reduce en el tramo de Lourenzá a Abadín

14 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El viento condiciona el clima de las comarcas situadas en la costa cantábrica o cerca del litoral. Si se circula por la autovía del Cantábrico (A-8), tanto en Asturias como en Galicia, se ven señales que alertan de la posible influencia del viento en la conducción y de la conveniencia de aminorar la velocidad, aunque sin tener que reducirla obligatoriamente.

Viaductos como el de Canero y el de San Timoteo, situados en el occidente asturiano, tienen más de 500 metros de longitud y están cerca de la costa. En ambos se puede circular a 120 kilómetros por hora, aunque en el primero se recomienda reducir la velocidad a 90 por hora en caso de viento. Algo más largo (exactamente mide 600 metros) es el Puente de los Santos, que une Asturias y Galicia. El tráfico pasa cerca de la desembocadura del Eo en el Cantábrico, pero se puede cruzar la ría de Ribadeo a 120 por hora. En esta zona hay sendos radares de tramo en cada sentido de la circulación.

También se puede conducir a 120 por hora en el viaducto de A Devesa, situado igualmente en el municipio de Ribadeo y con una longitud que no llega a los 300 metros, así como en el Santo Estevo, situado ya en el municipio de Barreiros y más largo que ese (rebasa los 500 metros). La situación cambia a medida que el trazado de la transcantábrica avanza hacia el interior. En la mayor parte de los 16 kilómetros que van de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), la circulación está limitada a 100 por hora. Se trata de una zona de la A-8 que se ha hecho famosa por los cortes derivados por niebla, especialmente densa en el entorno del alto do Fiouco (A Pastoriza), aunque el viento también condiciona el tráfico, hasta el punto de causar a veces el desvío de parte de los vehículos por la N-634.

Por otro lado, en la subida a O Fiouco hay también sendos radares de tramo en cada sentido de circulación,