El baloncesto es de los valientes

Ricardo Hevia EN ZONA

LUGO

LOF

10 jun 2021 . Actualizado a las 00:19 h.

De nuevo se encuentra el Breogán al borde del abismo. De momento, no hay futuro más allá de esta tarde. Se trata de ganar o meter por el sumidero otro proyecto, no hay más opción.

Que los partidos de playoff no tienen nada que ver con los de liga regular se ha dicho en infinidad de ocasiones. Que las series que se resuelven como máximo a tres partidos son traidoras, igualmente está dicho. Y hoy, para colmo, tenemos un rival del que ya sabemos hasta cómo pestañea. Con el de esta tarde serán seis los enfrentamientos en poco tiempo, y no hay que olvidar que en cada uno de ellos nos ha obligado a pelear hasta la extenuación.

A Epi le han llovido consejos desde recordando errores hasta cuestiones tácticas puntuales. ¿Pero, qué se puede cambiar en dos días? Un grupo, después de tantos meses juntos, de verse las caras cada día, más que buscar soluciones en alguna picardía táctica, tiene que poner el foco en la responsabilidad y el rendimiento de cada jugador. El equipo se ha ido diluyendo porque jugadores importantes están irreconocibles. Fundamental será saber jugar cada vez que Alicante doble la defensa sobre Kevin Larsen, como también lo será conseguir que no nos desborden con facilidad la primera línea, y así abren cada vez ventajas. Que no nos alejen a nuestros jugadores interiores del aro para mejorar el rebote es otro matiz que no hay que olvidar. Pero, si el encuentro se desarrolla como los anteriores, lo que hay que tener son jugadores de raza, valientes, que no les queme el balón. Si la igualdad sigue siendo la tónica, un Pazo curtido en mil batallas será una olla a presión, y en esa situación, no queda otra que dejarse la vida. Te puede salir mejor o peor, pero seguro que, a partido igualado, ganará el más valiente.

La final espera. La ilusión por volver a la ACB sigue intacta. Si fuese posible, hoy el Pazo estaría a reventar. A los ausentes, los suplirán con creces aquellos que sí puedan asistir. Será un partido histórico pase lo que pase. Que no olvide ninguno de los que van a tener en sus manos la posibilidad de que el Breogán siga en la lucha por el ascenso que miles de personas, muchas más de las que podrán acudir al partido, estarán pendientes.