Funcionarios de prisiones de Bonxe protestan contra las agresiones recibidas por parte de los internos

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

Una veintena de trabajadores, varios de ellos miembros de la asociación profesional «Tu abandono me puede matar», pidieron más personal para el centro

07 jun 2021 . Actualizado a las 17:45 h.

Una veintena de trabajadores penitenciarios de la cárcel de Bonxe se manifestaron en la mañana de este lunes frente al centro, pidiendo más derechos laborales y protección ante las agresiones de los internos. Desde la asociación profesional «Tu abandono me puede matar», los presentes mostraron su  «repulsa hacia todas y cada una de las agresiones que diariamente se están produciendo en todas las prisiones de España y en solidaridad y apoyo a los compañeros que las han sufrido». 

«Reclamamos que se nos dote de la condición de agentes de la autoridad e instamos a la secretaria general de IIPP que dote de urgencia más personal», explican en un comunicado. 

Según ellos, el tener una edad media de alrededor de los 50 años, el no estar considerados como agentes de la autoridad o estar en una condición de falta de trabajadores en los centros penitenciarios «favorece en gran medida que siga siendo nuestro colectivo, el de prisiones, el más agredido, sufriendo violencia día sí, día también».

Las contusiones que sufrió el funcionario tras la agresión de un interno

Un interno agrede a un funcionario de prisiones en Bonxe que necesitó a cinco compañeros para reducirlo

André S. Zapata

La Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) denunció este domingo las agresiones cometidas «con gran violencia» por un interno en el centro penitenciario de Bonxe contra un funcionario, al que «causó diversas lesiones».

Según trasladó la entidad, los hechos tuvieron lugar este sábado en el departamento de enfermería, cuando un interno intentó abandonar el módulo sin permiso. En ese momento, el único funcionario de servicio que se encontraba en el lugar le recriminó su actitud, ante lo que este interno «se encaró con él de forma muy agresiva» y lo amenazó.

Seguir leyendo